Publicado 25/02/2021 19:37CET

Zapatero destaca que el Rey emérito "fue clave" para parar el 23-F y resalta la "respuesta en silencio" del pueblo

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante la mirada del presidente del Parlamento, Gustavo Matos, en una conferencia sobre el 23-F
El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante la mirada del presidente del Parlamento, Gustavo Matos, en una conferencia sobre el 23-F - PARLAMENTO DE CANARIAS

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho este jueves que la actuación del Rey emérito, Juan Carlos I, "fue clave" para el golpe de Estado del 23-F, lo mismo que la "respuesta en silencio" del pueblo español.

En una conferencia pronunciada en el Parlamento de Canarias con motivo del foro '23F. Cuarenta años del intento de golpe de Estado en España y retos para la democracia actual', ha apuntado que "por curiosidad y responsabilidad" tuvo muchas horas de conversación con Juan Carlos I durante su mandato como presidente y se desmarca de las teorías de que hubiera "una gran conspiración".

"No dudo de lo que se sabe, hay que tener respeto a la historia, y es bueno que en esta etapa de negacionismo, los hechos queden en la conciencia colectiva", ha indicado, subrayando que "solo un grupo reducido" de las Fuerzas Armadas "quería hacerlo" y el rey emérito, con sus conversaciones con los capitanes generales, "fue decisivo, son los hechos, fueron así".

En su opinión, Juan Carlos I "interpretó la voluntad mayoritaria" de la sociedad "y paró el golpe".

Zapatero ha puesto de relieve el "rasgo de inteligencia" de la sociedad española, que se quedó en su casa "quizás con miedo escuchando la radio" en una respuesta silenciosa sorprendente contra un "espectáculo grotesco" y tras la gran actividad que hubo en las calles durante toda la Transición.

El expresidente ha achacado el intento de golpe de Estado a los "residuos de la España de la dictadura" y a partir de ahí, a modo de "hecho fundacional" de la democracia, España inició un gran impulso económico y social hasta el punto de duplicar la renta per capita y ser el segundo país de la OCDE, tras Corea del Sur, en crecimiento económico en los últimos 40 años.

"La transformación de España en 40 años ha sido decisiva y determinante, hay un antes y un después", ha indicado.

Para leer más