El arquitecto Juan Domingo Santos presenta en Logroño su proyecto para mejorar acceso a la Alhambra, "parado" desde 2011

Publicado 23/11/2019 12:11:53CET
Atardecer en La Alhambra
Atardecer en La Alhambra - WIKIMEDIA COMMONS - Archivo

   LOGROÑO, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Crear un nuevo espacio para la recepción de visitantes en la Alhambra de Granada sin romper los tiempos y adaptarlo al turista de forma adecuada son los objetivos del proyecto de los arquitectos Juan Domingo Santos y Álvaro Siza Vieria tras ganar en 2011 el concurso internacional de ideas 'Atrio de la Alhambra', convocado por el Patronato de la Alhambra en 2010.

   Un proyecto que el propio arquitecto Juan Domingo Santos ha explicado este sábado a los medios de comunicación dentro de las Jornadas de Intervención en el Patrimonio, organizadas por el COAR, que responde más "a una intervención emocional que constructiva", tal y como ha asegurado Santos dada la implicación personal de este arquitecto granadino con la propia Alhambra.

   Así, ha explicado, el proyecto pretende, sobre todo, ordenar accesos y servicios complementarios de calidad, abiertos a un gran número de visitantes para los que la Alhambra es un mito y el deseo de visitarla universal. La nueva puerta de la Alhambra deberá encuadrarse así en un delicado equilibrio entre naturaleza y arquitectura que el tiempo no ha comprometido aún.

El arquitecto habla en futuro porque, a pesar de ser el proyecto ganador desde 2011, "ciertas decisiones políticas no han permitido que todavía se lleve a cabo", ha expresado. Aún así, ha relatado, "es un proyecto necesario y un reto de futuro que debe elaborarse porque hay que mejorar ese espacio de entrada. Casi todos los lugares patrimonios de la humanidad ya cuentan con ello y sería adecuado acometerlo cuanto antes".

   Para el arquitecto es "fundamental" adaptar el lugar a los visitantes. "Una necesidad real que debe ir más allá de debates electorales", ha afirmado.

   Además, ha indicado, la idea de su proyecto es ofrecer un edificio de recepción de turistas que cuente con zonas de oficina, un restaurante, tienda librería, parking y zona cultural.

   Las Jornadas del Patrimonio del COAR también han contado este sábado con las experiencias de equipos de jóvenes arquitectos españoles y con la explicación de varias intervenciones que permiten alargar la espera de algunos edificios en desuso.

   Así, por ejemplo, la arquitecta Carmen Moreno, responsable de la intervención en una casa palaciega también de Granada ha explicado que es "fundamental" utilizar esos espacios "intermedios" entre obras porque "las posibilidades de cada lugar son intensas". En su caso, ha proseguido, "la Casa Palaciega lleva diez años sin licencia de obras y nosotros aprovechamos ese tiempo para no parar de hacer cosas".

   "Hay que poner en valor ese espacio intermedio y trabajar con el tiempo y la transformación de la materia" porque "permite descubrir lugares", ha detallado.

   Por su parte, la arquitecta Nuria Oliveras ha logrado salvar una pequeña biblioteca de barrio en Barcelona incorporándola al proyecto de ampliación. "Es formidable ver cómo un edificio puede sobrevivir de tantas maneras, reinventarse y mejorar su relación con el entorno".

   También ha participado en las jornadas Francisco Liñares que pertenece a un equipo de arquitectos gallego que actúa sobre el Pórtico de La Gloria de Santiago de Compostela para protegerlo de las obras del resto del templo. "Una joya que había que proteger de los trabajos que se están realizando en estos momentos y que debía ser efímera y reversible porque, una vez que se acaben los trabajos del templo, deberá desaparecer", ha explicado.

   Con todo ello, el COAR ha preparado un día "intenso de trabajo" con el que finalizan las Jornadas de Intervención en el Patrimonio que se están celebrando en el Centro Cultural Caja Rioja de Gran Vía desde el pasado jueves.

   En el programa de esta última jornada destaca también la participación, entre otros, de cuatro equipos de jóvenes arquitectos que atesoran premios internacionales con los que contribuyen a la excelente imagen de la arquitectura española fuera de nuestras fronteras.

   Las Jornadas finalizarán por la noche, tras el último coloquio, con una cena en la que se hará entrega de los diplomas a los casi cien profesionales que han participado en esta XX edición que ha estado dirigida por los arquitectos Aurora León y Carlos Quintáns.

Contador

Para leer más