El Ayuntamiento afirma que Logroño "está en total estancamiento poblacional"

Gente comprando en calles de Andalucía
EP
Actualizado 23/08/2010 16:14:24 CET

El número de empadronados se sitúa en 152.986 personas

LOGROÑO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Economía, Vicente Urquía, ha afirmado está mañana que la ciudad de Logroño "está en total estancamiento poblacional" y ha detallado que el número de empadronados a 31 de julio de este año es de 152.986. Además, se ha producido un "receso" en el número de nacimientos e inmigrantes.

En una rueda de prensa, Urquía ha presentado el informe sobre la evolución demográfica de Logroño.

Ha explicado que el total de empadronados en Logroño fue de 152.834 en enero, frente a los 152.928 en la misma fecha del año anterior, es decir sólo 94 personas más. A 31 de julio de 2010, la cifra apenas aumentó hasta alcanzar las 152.986 personas.

La población inmigrante empadronada en el Consistorio de la capital riojana supone un 14,26 por ciento del total. Sin embargo, su número ha disminuido en este julio a las 21.826 personas. Son 619 menos que en julio del año pasado, cuando había 22.445. Si se comparan los datos de enero a enero, la cifra disminuyó de 22.612 a 22.311, es decir 301 menos. Urquía ha explicado que, principalmente, se marchan los inmigrantes procedentes de Sudamérica, pero siguen llegando marroquíes y pakistanís.

En cuanto a la natalidad, el portavoz del Gobierno municipal, ha afirmado que la cifra de nacimientos en julio de 2010 ha sido de 720. Para final de año, se prevé entorno a un total de 1.400, lo que supone aproximadamente un centenar menos que en 2009.

Urquía ha atribuido estos movimientos demográficos a las variaciones de la economía. Ha recordado que en el período de bonanza aumentó la llegada de inmigrantes, y éstos a su vez, generaron mayor actividad económica. Logroño es un ejemplo de esto ya que, en el período comprendido entre 1998 a 2008, la población inmigrante pasó de las 1.387 a las 20.924 personas.

Además, la economía española "está muy ligada a la mano de obra" no cualificada, lo que explica el actual éxodo de inmigrantes. "La economía mueve todo y la población mueve la economía", ha concluido.

Respecto a las infraestructuras y servicios públicos, Urquía ha afirmado que son "suficientes" para atender las necesidades de la actual población, exceptuando barrios como 'La Guindalera', donde se necesita un centro de Salud, según ha reconocido.