El Ayuntamiento prevé abrir al público el Convento de Valbuena "como muy tarde" para 2021

Publicado 10/09/2019 13:16:55CET
El Ayuntamiento prevé abrir al público el Convento de Valbuena en el año 2020 o, "como muy tarde", en San Bernabé de 2021.
El Ayuntamiento prevé abrir al público el Convento de Valbuena en el año 2020 o, "como muy tarde", en San Bernabé de 2021. - GOOGLE MAPS

   LOGROÑO, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño prevé abrir al público el solar donde se encuentran los restos del antiguo Convento de Valbuena en el año 2020 "o, como muy tarde", para 2021, coincidiendo con la celebración del V Centenario del Asedio.

   Así lo ha adelantado este martes el concejal de Patrimonio y Centro Histórico del Ayuntamiento de Logroño, Adrián Calonge, quien ha dado cuenta de la situación de los diferentes proyectos de patrimonio arqueológico que se llevan a cabo actualmente en el término municipal.

   El edil ha explicado que, "tras la llegada del actual equipo de Gobierno, el pasado 15 de junio, nos hemos encontrado con algunos proyectos muy bien hechos, como los del Monte Cantabria o el Puente Mantible, y otros, en los que es necesario 'meter mano', por interés de la ciudad, como Valbuena, o el Castillo de Logroño, que lleva 20 años sin tocar".

   De este modo, ha detallado que, desde el Consistorio logroñés, "se trabaja en el análisis y la incorporación de mejoras en proyectos arqueológicos que están en marcha, como el del conjunto de Valbuena o el de consolidación y limpieza del recinto amurallado del yacimiento de Monte Cantabria.

   En palabras de Calonge, "esta tarea de evaluación contempla la apuesta por el patrimonio histórico-artístico logroñés, pues no nos centramos solo en su rehabilitación, sino que también queremos incidir en la puesta en valor y en la divulgación del mismo de cara a la ciudadanía".

   "Por otro lado", ha añadido, "al margen del trabajo técnico, conlleva la constante comunicación con el Ministerio de Fomento para conocer de primera mano el estado de las solicitudes realizadas en el marco de las ayudas estatales del 1,5% Cultural, así como para reorientar aquellas presentadas por el Ejecutivo anterior en el caso de que fueran rechazadas", como ha apuntado el caso del Monte Cantabria.

LOS PROYECTOS.

   En concreto, en lo relativo al Convento de Valbuena, el objetivo es abrirlo al público a lo largo del año 2020 a través de un programa de visitas guiadas y de autovisitas en horarios controlados, siempre en relación con el conjunto expositivo que actualmente se encuentra en el Cubo del Revellín.

   "Queremos abrir este yacimiento a la sociedad logroñesa, al turismo y a nuestros escolares, ya que servirá como base para un proyecto piloto de divulgación del patrimonio. Para ello, buscaremos también la colaboración del Gobierno regional y comenzaremos los trámites para aumentar su protección incoando un expediente para que sea Bien de Interés Cultural", ha indicado Calonge.

   Para ello, se están llevando a cabo labores de mantenimiento y limpieza con un riguroso control arqueológico y se está replanteando este proyecto arqueológico de 2008 para poder integrarlo en la ciudad. Unas tareas de mantenimiento, desbroce, limpieza y herbicida "que sí se han venido haciendo estos años", ha reconocido el edil.

   Además, se llevará a cabo el derribo del tapial de General Urrutia y la creación de un nuevo acceso peatonal en la calle Intendencia que, a su vez, puede servir para llegar al Parque del Ebro, para lo que se eliminará el actual aparcamiento en esta zona.

   Paralelamente, se van a poner en valor las murallas del siglo XIX que dan al Parque del Ebro, mediante la eliminación de hiedras y la instalación de diferentes elementos de señalética.

   En el caso del Monte Cantabria, Calonge ha apuntado que se continuará con la consolidación y limpieza de este recinto amurallado medieval, del que se conservan sus cimientos y las primeras hileras del paramento original.

   Asimismo, las zonas que han sido excavadas en el pasado siglo serán de nuevo intervenidas con el objeto de poder conocer la historia del yacimiento y poder realizar labores de publicación y divulgación. En este sentido, "y para que la ciudadanía pueda disfrutar del yacimiento, también se le dotará de elementos de señalética, algo que en la primera fase no estaba contemplado".

   "En este contexto, el actual equipo de Gobierno está reclamando la ayuda solicitada al Ministerio de Fomento dentro del programa '1,5% Cultural', que la anterior Corporación gestionó pero que fue desestimada al no cumplir el proyecto presentado los requisitos mínimos para la concesión de esta ayuda", ha señalado.

   Sobre el Puente Mantible, situado entre El Cortijo y la pedanía de Assa (Lanciego), de origen romano para uno y de medieval para otros, Adrián Calonge ha dicho se encuentra a la espera de una intervención de consolidación y limpieza.

   Ha recordado que hay un compromiso verbal del Gobierno de La Rioja para llevar a cabo la actuación, y, en este marco para la elaboración de un proyecto completo, ha subrayado que "se ha realizado una prueba subacuática para conocer el estado de la infraestructura de manera integral".

   "Estamos a la espera de las conclusiones de este informe, que posiblemente hable de una intervención de emergencia para mantener en pie este Bien de Interés Cultural, que fue declarado como tal en 1982", ha apuntado el concejal de Patrimonio y Centro Histórico.

   Ha mostrado su esperanza en formalizar "en breve" el convenio con el Ejecutivo riojano, y ha incidido, además, en la intención de presentarlo al '1,5% Cultural' en la convocatoria de este año o el próximo".

   Y, en cuanto al Castillo de Logroño, el edil ha reseñado que "se estudiando el estado de conservación de los restos del antiguo fuerte medieval y de parte del lienzo del castillo de Logroño, que esperan en el Parque de Servicios Municipal, a la par que se valora la idoneidad de su traslado a una nueva ubicación en las inmediaciones de donde se encontraron".

   "Hay que destacar que durante el mandato en que se produjo su traslado, una parte de la estructura exhumada fue destruida, por lo que no se conservan los restos completos. En cuanto el estudio esté completó, se dará a conocer la decisión. Con todo, se realizará la publicación de una monografía sobre esta fortificación para el conocimiento de todos los logroñeses", ha afirmado.

   "En conjunto, estos trabajos arqueológicos se presentan como un proyecto de ciudad ambicioso y a largo plazo, en el que entrarán en juego diferentes áreas del Gobierno municipal al ser un proyecto transversal que engloba turismo, patrimonio histórico, cultura, crecimiento económico y desarrollo urbano sostenible, entre otras", ha concluido el concejal.

Contador

Para leer más