CERMI La Rioja ve "con preocupación" la sostenibilidad de las asociaciones de personas con discapacidad durante 2019

Publicado 27/03/2019 10:01:40CET

   LOGROÑO, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Comité Autonómico de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI La Rioja) ha mostrado este miércoles su "preocupación" por el modo en el que va a afectar tanto la actualización del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) como la entrada en vigor del XV Convenio Colectivo General de Centros y Servicios de Atención a Personas con Discapacidad, que será publicado en las próximas semanas.

   Las entidades miembro del CERMI La Rioja, explican, prestan servicios de carácter público, a través de plazas concertadas con el Gobierno de La Rioja en los centros residenciales, centros ocupacionales y centros de día, "por lo que el incremento del SMI a 900 euros y el aumento salarial pactado en el mencionado Convenio Colectivo son difícilmente asumibles por las entidades si no van acompañados del correspondiente aumento de la financiación pública".

   "Los incrementos salariales pactados son la consecuencia directa del incremento del SMI y de la congelación salarial sufrida en cinco de los últimos ocho años en nuestro Convenio", añaden.

   Consideran que si no se produce una actualización del coste de los servicios que las asociaciones prestan por medio de plazas concertadas o subvenciones, muchas de ellas se verán abocadas al recorte de sus plantillas, a gestionar expedientes de regulación de empleos parciales o, incluso, al posible cierre de algunos recursos.

   "Sin duda, estas "soluciones" supondrían un retroceso considerable en la calidad que estábamos consiguiendo en la atención a las personas con discapacidad", dicen desde CERMI La Rioja, que espera "la mediación del Ejecutivo de la Comunidad Autónoma para salvar esta situación, mostrando una especial sensibilidad hacia las personas con discapacidad y sus familias para no tener que llegar a ninguno de los escenarios anteriormente citados".

Para leer más