El Colectivo Ecologista Riojano demanda al Gobierno de La Rioja la conservación del lobo ibérico en esta región

Actualizado 13/05/2007 18:47:30 CET

LOGROÑO, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El Colectivo Ecologista Riojano consideró hoy que "va siendo hora de que la Administración regional acometa una política de conservación del lobo ibérico moderna y científica, como se hace en el resto de regiones españolas en las que se conserva esta especie emblemática".

A través de un comunicado, Ecologistas explicó que el lobo ibérico es una especie que se encuentra "acosada" por el hombre en toda su área de distribución. "A lo largo de la historia", dijo, "las relaciones del hombre hacia el lobo, como con otras especies, han consistido en la búsqueda del absoluto control o dominio de la naturaleza".

Este control, según sus datos, ha llevado a algunas especies animales al borde la extinción. Así, indicó que, hace "no mucho tiempo", aunque ahora pueda parecer sorprendente, "existían en La Rioja especies como el oso pardo, el lince, el quebrantahuesos, el águila imperial y el urogallo"."Y ahora es el turno del lobo", añadió.

Aseguró que la persecución "a que ha sido sometido el lobo siempre ha sido brutal, buscando su extinción y erradicación de nuestra región a toda costa". Bajo este prisma pidió a la Administración que "estudie", en primer lugar, "el estado de conservación de esta especie". También le solicitó "un Plan Técnico del lobo, previo a cualquier control cinegético".

Explicó que, en regiones limítrofes, como Álava, se incentiva la tenencia de mastines o se entregan directamente a los ganaderos. De esta manera, "los daños sobre el ganado son menores", a su juicio, y, por eso, consideró que es una medida que "se debe imitar".

También, añadió, "se deben instalar rediles con pastores eléctricos donde se guarde el ganado por las noches, como se está haciendo en muchas provincias de Castilla y León". "Y, desde luego", constató, "es necesario un pastoreo profesional, terminando con el abandono del ganado en el monte, donde pasta libremente y sin apenas control, tanto de día como de noche". A esto unió indemnizaciones por daños "justas y correctas".