CSIF exige "más vigilantes en el San Pedro y revisar los protocolos de agresiones"

Publicado 05/10/2018 14:13:14CET

LOGROÑO, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige "más vigilantes de seguridad en el Hospital San Pedro de Logroño, donde los ataques al personal, tanto sanitario como no sanitario, se han venido reproduciendo semanalmente en los últimos meses, algunos con graves consecuencias".

Este sindicato reclama a la Administración que "revise urgentemente los protocolos establecidos para las agresiones, ya que no están siendo eficaces y tampoco contemplan un modo de actuación especifico para determinados pacientes con problemas psiquiátricos o circunstancias especiales, protagonistas en gran parte de los últimos episodios violentos".

En la actualidad, hay sólo cuatro vigilantes de seguridad por turno (mañana, tarde y noche) en el San Pedro, y uno de ellos debe permanecer por normativa en el centro de control y cámaras; por tanto, "son sólo tres los agentes que tienen que cubrir unas instalaciones con unas dimensiones enormes, como son las de este hospital".

Es decir, "cuando se produce una agresión o una situación peligrosa, los vigilantes tardan necesariamente más de dos minutos en acudir al lugar de los hechos. Dos minutos que pueden ser eternos y durante los que puede ocurrir cualquier cosa".

"Es evidente que a tenor de las características del San Pedro, cuatro vigilantes son insuficientes. Hace poco tiempo había cinco", indican desde el sindicato.

Los vigilantes tienen asumido que en el ejercicio de sus funciones pueden sufrir agresiones y situaciones peligrosas, "pero no deberían exponerse más allá de lo razonable".

Estos profesionales "deben custodiar pacientes de psiquiatría por lo que necesitarían tener una preparación muy específica para garantizar la seguridad del propio paciente y sus familiares, del personal que les atiende y de los mismos vigilantes".

De hecho, indican desde el sindicato, "algunas de las últimas y lamentables agresiones que se han producido, han estado protagonizadas por pacientes psiquiátricos, que no necesariamente son responsables de sus actos y pueden carecer de responsabilidad penal".

Los vigilantes, continúan, "han tenido que custodiarlos durante horas en los boxes de Urgencias, sin sujeciones ni medidas especiales. Situación que se produce frecuentemente; sin ir más lejos, ayer hubo dos ingresos de pacientes psiquiátricos. Incluso se han acumulado simultáneamente hasta 3 pacientes de estas características en Urgencias para tan sólo dos vigilantes. Una situación realmente peligrosa".

Esta misma semana, los vigilantes del San Pedro "han vuelto a ser agredidos por un paciente con problemas de salud mental. Como es lógico, se trata de pacientes con problemas específicos y los vigilantes no les pueden aplicar los métodos habituales establecidos ante una agresión, por lo que en muchas ocasiones se ven indefensos".

Por tanto, "y ante los reiterados episodios violentos de los últimos meses", CSIF "no sólo pide más vigilantes para el Hospital San Pedro, sino que se establezca una unidad especial en Urgencias para pacientes psiquiátricos debidamente entrenada y cualificada".

Por otra parte, "y como venimos reclamando con insistencia" desde este sindicato, CSIF exige a la Administración "que vele por la seguridad de todos y cada uno de los empleados a su cargo como es su obligación. Al mismo tiempo que pedimos que se revisen todos los protocolos de prevención de agresiones, ya que los que hay establecidos no están funcionando en absoluto".