Fitur.- Logroño fomenta el turismo artístico convirtiendo sus calles en un museo

Presentación 'La Calle es un museo'
AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO
Publicado 17/01/2018 19:57:01CET

   LOGROÑO, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño ha presentado en Fitur 'La calle es un museo', un proyecto que reactivará el turismo y las visitas artísticas de la ciudad a través de la explicación de las obras de arte y sus procesos creativos narrados por sus propios autores.

   Todas las ciudades de mundo cuentan con obras de arte en sus espacios públicos que forman parte de la estampa cotidiana de la ciudad y, quizás por eso, pasan desapercibidas ante sus vecinos.

   Las obras de arte son formas de expresión que pueden trasladar el momento en que fueron creadas, lo que quiere explicar el artista, o, también, una reivindicación, un homenaje o una efeméride concreta. Son, además, un patrimonio público, que han adquirido las administraciones y que desean impulsar su notoriedad y difundir su existencia.

   A partir de esta realidad, se ha puesto en marcha el proyecto 'La calle es un museo', que ha presentado esta mañana en Fitur el Ayuntamiento de Logroño.

   'La calle es un museo', busca acercar el arte contemporáneo urbano a las personas a través del conocimiento personal de los artistas y sus procesos creativos. El objetivo es conectar al que contempla las obras con los autores, sus planteamientos y experiencias al concebirlas y, en general, con sus universos creativos.

   Se trata de una iniciativa inédita, público-privada, que pone en valor las obras de arte que existen en los espacios públicos de las ciudades y municipios.

CÓMO RECORRER LA CIUDAD

   Los visitantes y vecinos de la ciudad podrán redescubrir el arte urbano a través códigos QR con los que visualizan vídeos e información sobre las obras, narrados por sus propios autores. Asimismo, a través de un mapa, los turistas y visitantes pueden recorrer la ciudad libremente o siguiendo el recorrido marcado; conociendo e interactuando con las obras de arte.

   En 'La Calle es un Museo', las obras traspasan los muros del museo, se pasean por la ciudad, por las calles, avenidas, plazas pequeños rincones o grandes espacios. Los habitantes de estos núcleos reactualizan la mirada que tienen de las obras, que ya forman parte de su cotidianidad, y le añaden las impresiones del artista haciéndolas más suyas, ampliando su conocimiento y valoración. Del mismo modo, los visitantes que conocen estos trabajos por primera vez, aprenden a verlos de manera más completa y atractiva.

   Se trata de una nueva forma de descubrir la ciudad, su historia y su cultura, a través de estas obras de arte y su creación, narradas por sus autores.