Actualizado 11/12/2014 14:22 CET

Detenidos dos hombres por tenencia ilícita de armas

Imagen de la escopeta recortada y los cartuchos
Foto: GUARDIA CIVIL DE LA RIOJA

LOGROÑO, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja han procedido a la detención de dos personas, Dos varones de 35 y 57 años, ambos naturales y vecinos de Autol, como presuntas autoras de sendos delitos de tenencia ilícita de armas, según ha informado este jueves en un comunicado el Instituto Armado.

   De acuerdo con sus datos, las actuaciones se iniciaron el 21 de noviembre, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que un varón de 35 años, natural y vecino de Autol, ha sido visto paseando por varias calles de su localidad, ocultando algún tipo de arma entre sus ropas.

   De manera inmediata, agentes del Puesto de Autol y del Grupo de Investigación de Arnedo, establecieron un dispositivo de búsqueda y localización sobre esta persona, considerada como peligrosa debido a su historial delictivo relacionado con las armas, drogas y amenazas.

   En la mañana del día 23 de noviembre se procedió a la localización y detención de este individuo, cuando transitaba por un camino del término municipal de Quel. Tras reconocer los hechos se procede al registro de su vivienda, lugar en el que interviene una escopeta del calibre doce con los cañones y la culata recortados, y varios cartuchos del mismo calibre sin percutir.

   Una vez se constata que el arma no había sido denunciada como sustraída, se procedió a la localización y detención del legítimo propietario de la misma, al ser presunto cooperador necesario de un delito de tenencia ilícita de armas. A esta persona también se le ha intervenido otra escopeta de su propiedad, y se ha procedido a la revocación de todos sus permisos de armas.

   Las dos escopetas han sido remitidas al Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil en La Rioja, para comprobar si han sido utilizadas en algún hecho delictivo.

   El artículo 564 del Código Penal, establece penas de prisión de uno a dos años que se incrementan en penas de dos a tres años si las armas han sido transformadas, modificando sus características originales. Las actuaciones han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.

Para leer más