Publicado 11/06/2021 14:25CET

Hermoso de Mendoza: "Esta ciudad ha resistido con mucha dignidad"

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, con los insignias 2021
El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, con los insignias 2021 - AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

   El alcalde ensalza cómo Logroño "ha resistido como hace quinientos años", esta vez "cumpliendo" las medidas anti-covid

   Hermoso de Mendoza da su primer y único 'banderazo' de forma simbólica: "Con la esperanza de una ciudad abierta y moderna que avanza"

   LOGROÑO, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha alzado un "bravo" a docentes, jóvenes, personal sanitario... y ha aseverado en plena pandemia pero con atisbos de esperanza: "Esta ciudad ha resistido con mucha dignidad".

   En el Día de San Bernabé, Hermoso de Mendoza ha cerrado, con su discurso, un acto en el que ha señalado, en referencia a la situación sanitaria ante la COVID-19 y recordando la resistencia al asedio francés del 1521 que tal día como hoy se conmemora: "Hemos resistido como hace quinientos años".

   Bajo un sol de justicia, la plaza del Ayuntamiento de Logroño ha acogido el acto solemne e institucional de entrega de las insignias de la ciudad, dentro de las Fiestas de San Bernabé y contando con la actuación de Pablo Sáinz Villegas.

   "La música como un canto de esperanza a que dentro de poco volveremos a darnos abrazos" y, también, para todos los que han sufrido esta pandemia, ha dicho el intérprete.

   El alcalde ha dicho a los presentes: "Logroñeses y logroñesas, a las cosas: a trabajar, a estudiar, a crear, a crecer, a cuidar, volvamos a recuperar nuestras vidas, sigamos recibiendo al foráneo, al peregrino, con la hospitalidad que nos caracteriza, sigamos preocupándonos por quien está cerca". "Ya nos queda menos", ha visto.

   Ha recordado que, en este 2021, se cumplen quinientos años del asedio: " En esta tierra fértil y apacible regada por el Ebro y el Iregua, aquellos ciudadanos no se rindieron, ni doblegaron, no cedieron ante el cerco de las tropas francesas (...) Logroño se convirtió en una ciudad apreciada y apreciable y comenzó a crecer, se ganó el respeto real. Avanzó".

   Ahora, "quinientos años después, en este V Centenario que conmemoramos, también estamos viviendo un tiempo que nos obliga a resistir", ha indicado.

   El alcalde ha tenido palabras para "los chavales en las aulas con sus ventanas abiertas, pasando frío"; "el personal sanitario que pese a la fatiga (...) saber que su trabajo está siendo útil, más que nunca, les mantiene en pie".

   "Nos cuentan los jóvenes de la ciudad, nos dicen que han cumplido. La inmensa mayoría ha cumplido", ha añadido Hermoso de Mendoza para hacer mención, también, a los hosteleros, comerciantes, empresarios; y a los abuelos y abuelas de la ciudad, para los que "no ver a sus nietos desde hace meses ha sido puro desconsuelo".

   El alcalde no ha ocultado que "hay muchas ausencias, mucho sufrimiento y mucha pena" porque "muchos nos han dejado en estos tiempos de pandemia azotados por la enfermedad" y "no pudimos despedirlos como merecían y ha sido un duro golpe".

   "Hay pena, cansancio, fatiga, miedo y tristeza. Lo sabemos. Vaya para sus familiares y amigos nuestras condolencias, nuestro cariño y nuestras palabras de ánimo. No teníamos ni tenemos todas las respuestas. Hemos viajado entre las nieblas y las sombras durante demasiado tiempo", ha afirmado con emotividad.

   El primer edil, que aún no ha podido dar los banderazos que le están reservados como alcalde, ha querido cumplir con esta tradición aunque no pueda desarrollarse la procesión en la que los daría con uno al gritar, bandera en mano como haría: "Logroñeses y logroñesas, con el pasado y la historia en la memoria; con la esperanza de una ciudad abierta y moderna que avanza hacia el futuro unida, libre y solidaria. Decid conmigo. Viva San Bernabé. Viva Logroño".

INSIGNIAS

    El primero en recoger su Insignia de la Ciudad ha sido el que fuera rector de la Universidad de La Rioja, Urbano Espinosa. "Nací en El Rasillo e, igual que las aguas, familias desembocábamos en Logroño en busca de un futuro mejor", ha recordado.

   Ha mostrado el "orgullo" y "agradecimiento". "Sólo me queda hacer llegar mis mejores deseos en este tiempos: salud para todos", ha dicho.

   Timoteo Martínez ha sido el segundo insigne en subir al escenario. Conocido como 'Teo', el fotógrafo. "Yo de orador, cero", ha reconocido tras recoger la insignia de manos del alcalde. "He hecho las cosas como sabía", ha afirmado.

   Por último, Jose Carlos Rosel y Marina Isabel Gago, del Café Bretón, "salón con versos en las ventanas", tal y como ha dicho esta última. "Hoy comienza todo, habría valido la pena todo lo que hemos pasado si hubiésemos salvado una vida, y hemos salvado muchas", ha dicho contando que ella misma ha perdido una hermana.

Para leer más