Actualizado 09/02/2007 00:51 CET

El Presidente de La Rioja indicó que la Conferencia de Presidentes fue otro "fracaso más" del Gobierno

LOGROÑO, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, indicó hoy que la Conferencia de Presidentes, que se celebró el 11 de enero, en Madrid, supuso un "fracaso más" del Gobierno central, puesto que sigue siendo "una buena idea, pero mal llevada".

Sanz realizó estas manifestaciones en el Parlamento de La Rioja, tras solicitar una comparecencia, a petición propia" donde también pretendía "dar satisfacción, al interés de los Grupos Parlamentarios" por el desarrollo de la Conferencia. Recordó que las dos anteriores fueron un "fracaso".

Sanz, en su intervención, indicó que desde verano del 2006 se anunció que se iba a celebrar la Conferencia "en septiembre, luego en noviembre, después el 4 de enero, y finalmente el 11 de enero". Una convocatoria, realizada por fax, sin "ninguna documentación" en la que "nos citaban para hablar de inmigración, agua e I+D+i".

Posteriormente en Nochevieja "nos llegó una documentación generalista", para en vísperas de Reyes recoger "tres hojas, sin ningún planteamiento". Apuntó que "no sabíamos en absoluto ni cómo se iba a desarrollar la propia Conferencia, ni dónde íbamos a comer, sólo donde íbamos a desayunar, con el Rey, para hacernos la foto después".

En su relato de los hechos, Sanz recordó que a finales de año se produjo un atentado, que le costó la vida a dos ecuatorianos, por lo que "planteé que era necesario que en esa Conferencia de Presidentes, una iniciativa que pusiera de manifiesto lo que pensaban los presidentes de Comunidades Autónomas sobre esa cuestión".

Reseñó que un día antes de la Conferencia se llego a un acuerdo entre el PP y el Ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, para que cada presidente hablara de los tres temas en conjunto, de cara a dar "coherencia" a la reunión. En la sede del PP se anuncio la idea de presentar una propuesta en la Conferencia de "reconocer y manifestar lo ocurrido en este país, y que la vuelta al Pacto Antiterrorista era positivo, porque había dado resultados".

La jornada siguiente, tras desayunar con el Rey y hacerse la foto correspondiente, los presidentes viajaron al Senado "donde los ujieres nos fueron entregando los enseres que nos iban mandando las distintas delegaciones, y personalmente a mi, el aparato (móvil)". Dijo que primero intervino Rodríguez Zapatero "donde se produjeron los hechos y pidió un minuto de silencio".

Tras ello, Sanz dice que tomó la palabra y le llevo el papel con una propuesta "de repulsa" hacia el terrorismo, que derivó en varias intervenciones de Zapatero y el propio Sanz. Una vez terminado el intercambio un presidente de una Comunidad Autónoma dijo "señor presidente del Gobierno es la segunda o tercera vez que le oigo confundir atentado con accidente, algo que no es de recibo, y cuando pasa en mi tierra hablamos de atentados". Tras ello, Zapatero dijo tras un silencio que "no se debatía la propuesta" y se paso al punto siguiente.

A continuación, según apuntó el jefe del Ejecutivo regional, comenzaron los "monólogos" de los presidentes. En un instante y cuando el presidente del Gobierno vasco "se marchó, por lo que no fui yo, el primero en salir", Rodríguez Zapatero "me llama a su lado, y en un aparte, me propuso un acuerdo para lograr un reglamento en la Conferencia de Presidentes", encargó que le propuso a la vicepresidenta, Fernández de la Vega.

En ese instante, Sanz indicó que salió a comentar este encargo con la persona que estaba fuera, y "curiosamente, que antes de la una, alguien que no estaba en la reunión, el secretario de Estado de Comunicación, dio una rueda de prensa para hablar de lo que pasaba, sin estar dentro".

Tras éste salió el presidente de Andalucía, Manuel Chaves, para hacer la valoración socialista, y "ya habla del tema del lapsus del presidente". Más tarde, dice Sanz "me entregan una nota y salgo también a contestar y hacer mi valoración". En este sentido señaló que dijo que "el presidente del Gobierno de la Nación ha dicho accidente trágico, ni ha rectificado, ni ha pedido perdón", lo que "no sé si es un lapsus o le ha jugado una mala jugada el subconsciente".

Tras su intervención afirmó que volvió al salón y compareció tras el presidente de Murcia "pero no en último lugar". La postura antiterrorista, la falta de reglamento, y los tres asuntos de la reunión marcaron la intervención de Sanz. Las comparecencias los jefes autonómicos se alargaron hasta las 19:15 horas.

A continuación, ante la pregunta de Zapatero sobre "qué vamos a acordar", decidió salir con el acuerdo del reglamento de la Conferencia de Presidentes. En el caso del agua, el presidente decide "montar una Conferencia Sectorial", algo que ocurrió también en inmigración, mientras que en I+D+i se decidió la adhesión de los acuerdos de la Conferencia Sectorial.

Tras Sanz, el portavoz del Grupo Parlamentario Mixto, Miguel González de Legarra, una vez escuchado el relato de Sanz, coincidió con éste sobre el fracaso de la iniciativa. De todos modos, aprovechó su intervención para "reconocer las disculpas" realizadas por Sanz, al inicio de la sesión. También pidió disculpas por si en alguna ocasión había ofendido al propio Sanz o alguien del PP, al analizar las declaraciones de Sanz tras la Conferencia de Presidentes.

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Francisco Martínez Aldama, además de tildar a la Conferencia de Presidentes de "instrumento de cooperación", indicó que dicho órgano "merece respeto" dados los acuerdos logrados en las dos anteriores.

Acusó a Sanz de "ir sin propuestas" y de "ir a defender al PP, más que a La Rioja", así como de "intentar reventar" la misma con el asunto del terrorismo, cuando "conocía que Zapatero iba a comparecer en un pleno monográfico en el Congreso" sobre ese asunto, el 15 de enero. También dijo que explicara si mintió sobre el acuerdo de la financiación del San Pedro.

Por el Grupo Parlamentario Popular intervino Carlos Cuevas que manifestó que la Conferencia se saldó con "nulos" acuerdos, y que "no ha servido para nada".

Finalmente, Sanz además de negar las acusaciones de los socialistas, señaló que el acuerdo de la financiación del San Pedro fue acordado verbalmente con Zapatero en el aparte, en el que le encargó la regulación de la normativa de la Conferencia.

Lo más leído

  1. 1

    Conte anuncia que dimitirá este martes como primer ministro de Italia

  2. 2

    El Congreso tramita, con el rechazo de Vox y PP, la petición para investigar si hay ultras en el Ejército

  3. 3

    La OMS avisa de que esta semana se puede llegar a los 100 millones de personas contagiadas de Covid-19

  4. 4

    ¿La COVID-19 se transmite a través de los alimentos?

  5. 5

    Maduro anuncia un antiviral que "neutraliza al cien por cien" el coronavirus