Rector UNIR achaca crecimiento de alumnos al "método didáctico"

Actualizado 18/06/2015 11:12:02 CET
Rector de la UNIR, José María Vázquez
Foto: ALBERTO MARTÍN ESCUDERO

La Universidad tiene previsto comenzar a trabajar en su nueva sede en otoño de 2016

   LOGROÑO, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El rector de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), José María Vázquez, ha achacado el "crecimiento continuado" que ha tenido el centro universitario desde su creación, hace ya seis años, al "método didáctico que utilizamos", gracias a "ofrecer clases on line en directo, todas las semanas", y por la "gran labor que desarrollan los tutores".

   En declaraciones a Europa Press, Vázquez ha indicado que el balance que hacen de los seis años de andadura de la institución - que cuenta con 1.500 empleados- han sido "muy positivos", ya que "hemos crecido en todos los aspectos, tanto en el número de títulos oficiales que ofrecemos - 17 Grados, 3 cursos de adaptación, 27 Másteres Universitarios y 33 Títulos Propios- como en el de alumnos".

   En el caso del alumnado, Vázquez ha resaltado que el crecimiento de los mismos "ha sido continuado", ya que "no hemos decepcionado las expectativas de los estudiantes matriculados, sino que al contrario las hemos satisfecho, hasta el punto que nos recomiendan a otras personas que pasan a ser alumnos nuestros".

   En este punto, ha indicado que la edad más frecuente de los estudiantes son los 34 años, siendo más mujeres que hombres, "sobretodo en los grados". La mayoría de los alumnos "están trabajando, y tienen familiares a su cargo".

LA FIGURA DEL TUTOR

   El rector de la UNIR, ha insistido en que el éxito de la institución radica "en el método didáctico que utilizamos", ya que "damos clases on line en directo de todas las asignaturas, todas las semanas", y que "la labor de tutoría se hace por medio de un acompañamiento continuo del alumno, desde que comienza el curso hasta que finalizan los exámenes".

   Vázquez ha destacado la importante labor que desarrolla el tutor, porque además de las cuestione educativas "auxilia al estudiante también en asuntos administrativos o de logística para ayudarle, por ejemplo, en los desplazamientos a los exámenes".

   Todo ello, ha conllevado un crecimiento en el número de universitarios, ya que este año "pensábamos tener un número de estudiantes parecido al del curso pasado, que fue de unos 600, si bien se ha sobrepasado con creces los 900". Por este motivo, ha detallado, nos llevará a que el próximo año "tengamos que hacer dos ceremonias de graduación, una para los de grado, y otra para los de postgrado".

CEREMONIA DE GRADUACIÓN

   Precisamente, la UNIR celebrará este sábado, 20 de junio, a partir de las 18,00 horas, en el Palacio de Deportes de La Rioja, su ceremonia de graduación, a la que acudirán unas 4.000 personas. Un acto que, ha explicado el responsable de la institución, "para los alumnos tiene un significado muy grande, porque el esfuerzo que han realizado en sus grados o master ha sido importante, sobretodo teniendo en cuenta que el sistema de la UNIR es exigente, y además "vienen acompañados de bastantes familiares".

   En este punto, ha reseñado que "el éxito, a veces, no solo es del alumno, sino también de la familia", porque gran parte de los estudiantes "están casados y tienen hijos", haciendo de la graduación una jornada "muy festiva".

   El rector ha indicado que "con la fiesta, buscamos también recompensar a los familiares, ya que les hemos privado de la compañía del estudiante durante bastante tiempo". Ha destacado que incluso se acercarán unos 30 estudiantes hispanoamericanos.

   De hecho, ha indicado que el 20 por ciento del alumnado de la UNIR procede de Iberoamérica, hasta el punto de que "volveremos a realizar una ceremonia de graduación allí". En concreto, se desarrollará el 13 de noviembre en Bogotá (Colombia).

   Este importante número de estudiantes latinoamericanos - unos 5.000-, les va a llevar, según ha destacado, a seguir "profundizando en Colombia, México, Perú y Chile".

NUEVA SEDE EN 2016

   Para finalizar, preguntado por la situación de la nueva sede de la UNIR, que se situará en la antigua tienda de muebles, Fernández, ha indicado que "va conforme a los plazos previstos". Por ello, espera que "a finales de abril de 2016, no entreguen la obra", para realizar el traslado en los meses de verano, de cara a que "en otoño estemos allí trabajando".

Para leer más