Publicado 16/08/2020 17:29CET

Los riojanos dedican cuatro horas y 41 minutos al móvil cada día

Uso del teléfono móvil
Uso del teléfono móvil - UMU

   LOGROÑO/ VALLADOLID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Los riojanos dedican cuatro horas y 41 minutos al día al móvil, según se desprende de la VI Edición del Estudio sobre Adicción al Móvil elaborado por Rastreator, que analiza el comportamiento de los españoles frente al teléfono móvil.

   Este análisis desvela que los españoles usan cada vez más el smartphone, una media de 4 horas y 10 minutos al día, una hora más que hace dos años.

   Los castellano-manchegos son los que mas tiempo dedican (4 horas y 49 minutos), seguidos por los andaluces (4 horas y 45 minutos) y riojanos (4 horas y 41 minutos).

   Por el contrario, gallegos (3 horas y 25 minutos), cántabros (3 horas y 32 minutos) y asturianos (3 horas y 38 minutos) son los que se sitúan como los que menos horas lo usan.

   Según Daniel Mata, responsable de telefonía de Rastreator, "debido al incremento de las funcionalidades que ofrecen en la actualidad los dispositivos móviles y tras un largo periodo en el que no se ha podido salir de casa a raíz de la COVID-19 sumado a que ahora estamos en periodo vacacional, con un mayor espacio para el ocio, el riesgo de la adicción aumenta".

El uso excesivo del móvil hace que se adquieran hábitos negativos, como es el caso de la falta de desconexión o de socialización, indica este estudio.

   "Esto demuestra que debemos esforzarnos por hacer un uso correcto de las tecnologías y no olvidarnos de la importancia de la desconexión digital", añade Mata.

PARA LLAMAR Y CONSULTAR REDES

   En cuanto al tipo de actividad que se realiza con los smartphones, el uso más extendido es el de realizar llamadas telefónicas (veinte por ciento), seguido de consultar las redes sociales (quince por ciento) o el uso del correo electrónico (catorce por ciento).

   Estas cifras evidenciarían, según el estudio, que en nuestro país existe una dependencia creciente de los dispositivos móviles que, en algunos casos, puede derivar en problemas graves como la adicción.

   Durante el periodo de vacaciones, con un mayor espacio para el ocio, este riesgo se eleva.

Para leer más