18 de febrero de 2020
 

Salud inicia en La Rioja un programa de detección precoz de hipercolesterolemia familiar

Publicado 13/02/2020 11:37:08CET
Adherencias en las arterias, colesterol. Estatinas
Adherencias en las arterias, colesterol. Estatinas - INTERMOUNTAIN HEALTHCARE HEART INSTITUTE - Archivo

   LOGROÑO, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Hospital San Pedro va a incluir en los informes del Laboratorio de Bioquímica una alerta específica que lleve al diagnóstico de una posible hipercolesterolemia familiar, facilitando su detección precoz y ayudando a los equipos de Atención Primaria y Especializada a identificar y tratar a los pacientes con una alta probabilidad de padecer esta enfermedad.

   La hipercolesterolemia familiar es un trastorno genético que ocasiona elevadas concentraciones de colesterol-LDL (el denominado 'colesterol malo') desde el nacimiento. Esta enfermedad, que podría afectar a unos 1.400 pacientes riojanos, ocasiona un desarrollo prematuro de la arteriosclerosis.

   A partir de los próximos días, en el informe de los resultados de los análisis bioquímicos, algunos pacientes podrían encontrar el aviso 'Valor compatible con hipercolesterolemia familiar. Evaluar en el contexto clínico su posible remisión a la Unidad de Lípidos del Hospital San Pedro'.

   Esta advertencia figurará en los resultados del colesterol cLDL (comúnmente denominado 'colesterol malo') cuando su concentración sanguínea supere los 250 mg/dL.

   Una vez consultado el caso en la Unidad de Lípidos, los pacientes podrán confirmarlo mediante diagnóstico genético. De confirmarse el positivo, y dado que es una condición heredable, se procedería a examinar a progenitores y descendientes para detectar casos similares entre los familiares.

   La hipercolesterolemia familiar y el consecuente aumento del 'colesterol malo' produce un desarrollo prematuro de la arteriosclerosis; es decir, del depósito de colesterol en las arterias.

   Esto da lugar al desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, en especial del infarto de miocardio y de los síndromes coronarios agudos, además de determinados infartos cerebrovasculares o casos de arteriopatía en los miembros inferiores.

   La hipercolesterolemia familiar afecta a uno de cada 250-300 españoles, por lo que en La Rioja podrían padecerla alrededor de 1.400 personas. Al ser escasa o nula su sintomatología en las fases iniciales, la hipercolesterolemia familiar suele ser una enfermedad infradiagnosticada e infratratada.

Contador