Publicado 02/03/2015 12:50CET

La Policía Local ofrece protección a 40 mujeres víctimas de violencia de género

Gamarra, durante la visita a la dependencias policiales
EUROPA PRESS

LOGROÑO, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Convivencia de la Policía Local de Logroño ofrece a día de hoy protección a un total de 40 mujeres víctimas de violencia de género, de las que dos están en riesgo alto. Realizó, el año pasado, un 4,5 por ciento menos de atenciones, con más de 1.700 vigilancias a las víctimas, 452 contactos telefónicos, 92 entrevistas con las víctimas y 782 valoraciones de riesgo de agresión, entre otras actuaciones.

Son algunos de los datos que ha ofrecido este lunes la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, quien ha visitado esta mañana las dependencias de la Unidad, acompañada por el concejal de Interior, Miguel Sáinz, y por el comisario jefe de la Policía Local, Fernando Fernández Beneite.

Durante su visita, Gamarra ha "valorado muy positivamente el trabajo que a diario se realiza desde esta unidad de Policía Local para proteger de forma eficaz y no invasiva a las víctimas de violencia de género de nuestra ciudad".

"En esta semana en la que celebramos el Día Internacional de la Mujer es positivo que la sociedad logroñesa conozca el trabajo que realiza esta unidad, y, que, las mujeres logroñesas que, lamentablemente, viven una situación de violencia de género, sepan que cuentan con el apoyo y los recursos necesarios para superarla", ha recalcado la alcaldesa.

Haa considerado que "la unidad cuenta con un gran equipo de profesionales que cada día realizan un trabajo muy importante para ofrecer seguridad a las víctimas de violencia de género, ayudándoles en el difícil camino que tienen que recorrer para salir de la situación que están atravesando".

"Estamos hablando de mantener un contacto permanente con las víctimas para transmitirles seguridad, de que los agentes evalúan las situaciones de riesgo para la mujer y realizan un seguimiento de su evolución. Además, sirven a las mujeres víctimas de violencia de género de enlace con otros servicios administrativos y asistenciales y les asesoran y acompañan en la tramitación de los procedimientos policiales y judiciales", ha añadido.

Asimismo, la alcaldesa ha destacado la colaboración y coordinación permanente con el resto de Administraciones y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que trabajan en nuestra comunidad en esta materia, "una colaboración imprescindible para atender de forma integral a estas mujeres y ofrecerles los recursos necesarios para superar la situación de violencia de género en la que se encuentran inmersas".

FUNCIONES.

La Unidad de Convivencia de Policía Local tiene como objetivo prioritario la protección integral de las víctimas de violencia de género en nuestra ciudad. La unidad, creada en 2008 y dirigida por un inspector, un subinspector y dos oficiales, está ubicada en la comisaría de Ruavieja desde finales de 2011.

Se divide en dos grupos: por un lado, el Grupo de Convivencia, integrado por 10 agentes, dedicado a la protección de las víctimas de violencia de género e intrafamiliar. Durante esta Legislatura y gracias a las últimas modificaciones de RPT realizadas, cuentan con el apoyo de cuatro agentes (también especializados) del turno de noche para la protección nocturna de riesgos altos y extremos.

Por otra parte, está el Grupo de Atención Social, que interviene en el campo de menores, atención a la mujer, intervenciones en violencia familiar y ancianos, integrado por 4 agentes.

Durante su visita, la alcaldesa ha recordado que en noviembre de 2011, el Equipo de Gobierno decidió trasladar la unidad desde la comisaría de Villegas a las dependencias de Ruavieja, "nuestro propósito era contar con un espacio más adecuado para prestar este servicio, mejorando la intimidad y la discreción en la atención a las víctimas que han ganado tranquilidad y confidencialidad".

Son diversas las funciones que realizan tanto en la protección de la víctima como en el control del agresor. En primer lugar, se dedican a la protección de la víctima, con vigilancias periódicas en el domicilio, lugar de trabajo de la víctima o entradas y salidas de centros escolares de sus hijos. También la acompañan en actuaciones de carácter judicial o asistencial. Durante el pasado año 2014 se sumaron hasta 1.745 actuaciones de vigilancia o acompañamiento a víctimas.

Igualmente mantienen contactos esporádicos y discretos con las víctimas y contactos telefónicos frecuentes ofreciéndoles en todo momento pautas de autoprotección. Durante el año pasado mantuvieron 452 contactos telefónicos y 92 entrevistas con las víctimas.

Se realizan además valoraciones policiales periódicas sobre riesgo de agresión, un total de 782 durante el año pasado. La periodicidad de las valoraciones varía en función del grado de protección que tengan las víctimas. En los casos extremos cada 72 horas, en los de riesgo alto cada 7 días, en los de medio cada 30 días y en los de bajo cada 2 meses.

Además, se lleva a cabo un control del agresor. Los agentes realizan un control del agresor bajo la premisa de que la Orden de protección o alejamiento no debe penalizar ni lastrar la recuperación de la mujer, y su peso debe recaer sobre el agresor y no sobre la víctima.

Se cita al agresor en dependencias policiales para concretarle el exacto alcance de la orden de protección y las consecuencias de su incumplimiento, con especial atención y control sobre sus horarios laborales y rutinas de forma que note la supervisión policial.

Los policías comprueban el cumplimiento de las medidas judiciales que pesan sobre el agresor (126 incidencias registradas en el 2014 con 23 detenciones por quebrantamiento de condenas y órdenes de protección o alejamiento), realizando contactos con personas del entorno familiar y laboral del agresor y de la víctima.

Las tareas de protección a la víctima y control del agresor se extienden incluso a los periodos vacacionales y a la residencia vacacional de la víctima, gracias a la colaboración existente con otros cuerpos de Policía Local. Las actuaciones de los agentes varían en función del tipo de nivel de riesgo de las víctimas.

Para leer más