El Observatorio FiturNext identificará en Fitur las tendencias del turismo

Publicado 12/12/2018 15:48:11CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio FiturNext identificará en la próxima edición de Fitur las tendencias del turismo que viene y proyectará aquellas pautas que generen impacto positivo tanto en el ámbito económico, como social, cultural y medioambiental.

A lo largo de tres años se recogerán las mejores prácticas e iniciativas puestas en marcha a nivel internacional por empresas, organismos y destinos, con el objetivo de perfilar las claves el Turismo del futuro

Fitur es "uno de los encuentros de mayor impacto en la industria mundial del turismo", que cada año reúne a más de 250.000 profesionales y más de 10.000 empresas de 165 países, junto a su capacidad prescriptora de tendencias y modelos de negocio, ha llevado a Ifema a través de la Feria Internacional de Turismo de Madrid, a crear el Observatorio FiturNext.

El proyecto, que arrancará en Fitur 2019, busca poner el foco en las mejores prácticas que los distintos actores del sector están ya poniendo en marcha a nivel internacional para mejorar la calidad de la actividad turística, así como en compartir con la comunidad los nuevos modelos sobre los que se sustentará el turismo en el futuro.

El observatorio, cuyo trabajo de investigación se prolongará a lo largo de los próximos tres años, actuará de guía para identificar las tendencias del turismo que viene y proyectar aquellas pautas que generen impacto positivo tanto en el ámbito económico, como social, cultural y medioambiental.

El Turismo representa "uno de los principales motores" de desarrollo, y su crecimiento, según la Organización Mundial del Turismo (OMT), es hoy más rápido que en el conjunto de la economía mundial. Actualmente uno de cada diez empleos generados está relacionado con el sector. La OMT estima que, en 2030, el turismo supondrá un 12 por ciento del PIB mundial y la cifra de viajeros ascenderá a 1.800 millones en todo el mundo.

Sin embargo, el turismo también genera una importante huella medioambiental y social, dado el fuerte impacto del sector y la presión que las elevadas cifras de visitantes generan sobre los recursos y las infraestructuras de muchos destinos.