Actualizado 20/09/2009 20:52 CET

Unas 800.000 personas reivindican la calle con su asistencia a las actividades de La Noche en Blanco

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Gran Vía, el Paseo del Prado, la Plaza de Oriente y los puestos con 'artistas sanadores' fueron los puntos más visitados por los madrileños durante la cuarta edición de la celebración de La Noche en Blanco, que en total recibió a 800.000 personas, según informó hoy el Ayuntamiento de Madrid.

La cuarta edición de la Noche en Blanco tiñó de luz, magia y poesía las plazas, rincones y lugares más emblemáticos de la ciudad. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, compartió con los madrileños esta noche "hecha para soñar despiertos", realizando un recorrido por algunas de las actividades que de nuevo han conseguido mantener la ciudad en vela.

A las 21 horas, los 30.000 globos impresos de micro poemas de los artistas Benjamín Prado y Ajo dieron el pistoletazo de salida a una noche en la que se desarrollaron un total de 196 actividades y que contó con la colaboración de un total de 276 instituciones. Esta suelta de poemas voladores reunió en la plaza Mayor a 25.000 personas.

La Plaza de España, por su parte, se convirtió en uno de los puntos más transitados con la Final Nacional de la Batalla de Gallos Red Bull, con más de 170.000 personas. Además, la Gran Vía fue otro de los ejes más visitados de toda la noche, gracias a la instalación lumínica de Óscar Vázquez 'Caminos de luz', llegando a acoger a más de 140.000 personas a las 0.30 horas.

El paseo del Prado se convirtió en una inmensa escuela de baile de los más diversos estilos, con más de 100.000 personas, también a las a las 0.30 horas. Esta acción llegó a su punto álgido a la 01.30 horas en la plaza de Cibeles, con una macro fiesta de baile en la que, a esa hora, se congregaron mas de 43.000 personas.

'El regalo' fue el 'leit motiv' de la Noche en Blanco 09, y fueron muchos los que se hicieron. Cabe destacar de forma especial los cerca de 3.000 dibujos curativos que Aitor Saraiba y su equipo de dibujantes repartieron a lo largo de toda la noche. Además, el Circuito de Cine, que contaba con cuatro pantallas en otras tantas plazas del barrio de Chueca reunió a cerca de 12.000 cinéfilos.

El Jardín Botánico, con más de 12.000 visitantes; el Palacio Real, con 10.000 visitas; el Círculo de Bellas Artes, con 9.000 personas; o la Biblioteca Nacional, con 8.800 personas, fueron otros de los espacios más visitados

UNA NOCHE SIN INCIDENCIAS

Un año más y a pesar de la gran afluencia de gente y la gran cantidad de actividades, La Noche en Blanco se desarrolló con unas cifras muy bajas de incidencias. Según informó a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid, los servicios sanitarios del Samur atendieron tan sólo a 95 personas, todas ellas con problemas de carácter leve.

Estas personas fueron atendidas en su mayoría por mareos, caídas o torceduras, así como magulladuras y heridas de carácter menor, como es habitual en los lugares con gran afluencia de público, también hubo mareos y lipotimias. Tan sólo 20 de ellas tuvieron que ser trasladadas a centros hospitalarios.

El año pasado, el Samur-Protección Civil realizó en la Noche en Blanco 74 atenciones sanitarias, todas ellas en principio leves o muy leves. De ellas, 18 afectados tuvieron que ser trasladados a centros hospitalarios como medida de prevención o para realizar alguna prueba radiológica, sobre todo, en los casos en los que se trataba de personas mayores.