Acusan a Educación de prohibir concentraciones de apoyo a Valencia

Actualizado 27/02/2012 15:01:13 CET
Actualizado 27/02/2012 15:01:13 CET

Acusan a Educación de prohibir concentraciones de apoyo a Valencia

Denuncia de la FAPA y Sindicato de Estudiantes

Educación niega que se haya dado órdenes de ningún tipo en este sentido

   MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Federación de Asociaciones de Padres del Alumnado de la Comunidad de Madrid (FAPA) Francisco Giner de los Ríos y el Sindicato de Estudiantes han acusado este lunes a la Consejería de Educación madrileña de dar instrucciones verbales a los directores de los Institutos de Educación Secundaria (IES) de no permitir las concentraciones en apoyo a los estudiantes de Valencia.

   Asociaciones de padres, estudiantes y directores de centros educativos públicos habían convocado para este lunes protestas de cinco minutos de silencio (12 a 12.05 horas) en todos los centros educativos públicos de España por la "desproporcionada" actuación policial llevada a cabo la semana pasada en Valencia durante las protestas estudiantiles.

   Fuentes de la Consejería de Educación han asegurado a Europa Press que ni el departamento que dirige Lucía Figar, ni ningún alto cargo, ni la Subdirección de Inspección ni los cinco jefes de Inspección han dado ningún tipo de órdenes en este sentido y han calificado la denuncia de padres y alumnos de falsa.

   En declaraciones a Europa Press, el presidente de la FAPA, José Luis Pazos, ha explicado que el seguimiento ha sido "alto" en aquellos centros donde los directores no han seguido las "instrucciones verbales" que la Administración madrileña, a través de la inspección educativa, ha dado.

   "La administración ha dado instrucciones verbales a través de la inspección de que las prohibiera", ha lamentado Pazos, quien ha señalado que se han limitado derechos constitucionales como la libertad de expresión o la libertad de reunión, que no necesitan autorización previa".

   A su juicio, esto demuestra la política del Gobierno regional basada en las "prohibiciones y las represalias" aunque ha destacado que hay centros que no han seguido estas instrucciones verbales, de las cuales, "nadie se hará después responsables" porque es una llamada y "es muy difícil demostrarla".

   Pazos ha destacado el carácter "silencioso y pacífico" de estas concentraciones que se han desarrollado a las puertas de algunos centros como el de Villablanca, donde los estudiantes han portado una pancarta que rezaba 'La educación previene la violencia. Todos con valencia'.

EXPEDIENTES A PROFESORES

   Por su parte, el secretario general del Sindicato de Estudiantes en Madrid, Tohil Delgado, ha explicado a Europa Press que la acción de hoy tenía un carácter "simbólico importante" con el que se quería demostrar que los jóvenes en Valencia "no están solos" y que se solidarizan con ellos "en contra de una represión sin precedentes en décadas".

   En este sentido, ha asegurado que eran "conscientes" de las dificultades que iba a haber en la Comunidad de Madrid y otras regiones "porque gobierna el PP". "Es una catadura moral y democrática de un Gobierno como el de Aguirre que ha dado instrucciones a los directores de que comunicaran que aquel profesor que permitiera salir de clase para la concentración sería considerado como abandono del puesto de trabajo y se le abriría un expediente disciplinario", ha dicho.

   Por eso, ha añadido que la convocatoria en Madrid no ha salido de la manera que les hubiera gustado. "Lo que no ha medido el PP es que esto ha generado mucha más indignación y la convocatoria de este miércoles que se está haciendo para realizar concentraciones y manifestaciones se ha reforzado", ha asegurado Delgado, que ha tildado estas medidas de "totalmente antidemocráticas y revanchistas".

   Desde la Asociación de Directores de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid (ADIMAD), su responsable, José Antonio Martínez, ha indicado a Europa Press que, en concreto, él no ha recibido ninguna indicación al respecto y que se trata de una concentración de estudiantes, no de profesores.

   "Son alumnos, muchos de ellos mayores de edad --están haciendo los grados de FP-- y no puedo llegar yo y decirles que no se manifiesten", ha aseverado Martínez, quien de momento, no ha recibido queja de otros colegas de profesión.