Actualizado 25/04/2012 15:05 CET

Aguirre ve la privatización de Telemadrid por su déficit y porque los gobernantes "no están para gestionar" televisiones

 Sede de Telemadrid
EUROPA PRESS

Pone el ejemplo de la BBC, que se financia con el dinero de los usuarios, pero no lo ve aplicable a este caso

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad y el PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha justificado este miércoles la privatización de Telemadrid en el déficit que tiene y en que los gobernantes y los poderes públicos "no están para gestionar" las televisiones.

En rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del PP de Madrid, la presidenta madrileña ha sido preguntada por la hoja de ruta para llevar a cabo la privatización del ente público madrileño, a lo que ha respondido que primero necesita conocer el texto de modificación de la ley de terceros canales.

"Lo que nos dice la ley nueva es que no puede haber déficit, como Telemadrid tiene un déficit, habrá que evitarlo", ha indicado la dirigente madrileña, quien ha añadido que la "hoja de ruta" es "utilizar la autorización que la ley" les confiere para no ser ellos, los políticos, los que tengan que hacer "las programaciones de una televisión".

"Lo he dicho hasta la saciedad, no creo que los gobernantes y los poderes públicos estemos para gestionar directamente, casi nada, pero desde luego no las televisiones", ha considerado Aguirre, quien ha señalado que los gobernantes están "para garantizar a los ciudadanos unos servicios públicos de calidad" y para inspeccionar que esos servicios se prestan adecuadamente.

A su juicio, están "para regular, legislar y hacer posible la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos sea un continuo" y para darle a los ciudadanos "la capacidad de elegir" pero no para "gestionar los medios de comunicación".

En este sentido, ha dicho que "en los tiempos de Franco, en las dictaduras o en los regímenes totalitarios está bien" la idea de gestionar los medios pero, a su juicio, éstos deben ser gestionados por los profesionales y los titulares de las acciones de esos medios.

No obstante, ha puesto el ejemplo de la BBC, que se financia "con un dinero que pagan todos los ciudadanos que quieren tener acceso". "Podemos estudiar esa posibilidad pero yo la verdad no (la veo)", ha concluido.