'Alto al juego' en Madrid para poner coto en un año al crecimiento descontrolado del sector

Actualizado 14/11/2019 10:43:02 CET
La Comunidad ha suspendido la concesión de licencias para abrir nuevos saloones de juego
La Comunidad ha suspendido la concesión de licencias para abrir nuevos saloones de juego - EUROPA PRESS
 

Tras duplicarse los locales en cino años, se busca consesuar una nueva regulación en cuestiones como publicidad y endurecer el régimen sancionador

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) 

La Comunidad de Madrid ha decretado un 'Alto al juego' en la región, suspendiendo la concesión de licencias para abrir nuevos salones de juego y casas de apuestas, con el objetivo de repensar el futuro del sector y trabajar en nuevas regulaciones en el plazo de un año. Busca consesuar una nueva regulación en cuestiones como la publicidad y endurece del régimen sancionador para proteger a los menores.

La autonomía ha pasado de 365 locales de apuestas en 2014 a 719 en 2019, y aunque según el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, no hay un problema "grave" para la ciudadanía sí que el Gobierno regional quiere "declarar la guerra a la ludopatía".

Para ello, se plantean tres líneas de actuación. En primer lugar, la suspensión de las licencias, que será temporal y que busca paralizar la proliferación hasta que se apruebe un decreto de planificación. Este determinará los criterios que han de regir las nuevas concesiones para establecer una planificación "racional y ordenada".

López ha incidido en que no quieren "cometer errores" como los que ha detectado el Tribunal Supremo en Valencia. "Ha anulado su normativa porque no estaba justificada la restricción a la libertad de establecimiento", ha apuntado.

Así, esta nueva directriz estará basada en el principio de libre establecimiento, que recoge la Unión Europea, y también en la defensa de "una imperiosa razón de interés general como es la protección de la salud pública".

Entre otros criterios, el Gobierno regional baraja establecer una distancia mínima entre locales de juego, evitar una concentración en función de la densidad de habitantes en determinada área, abordar la renovación de las licencias ya concedidas y la proximidad de centros educativos.

Este último punto ya lo recoge el decreto sobre la materia aprobado en hace tan solo seis meses por el anterior Ejecutivo autonómico. Según ha explicado López, han detectado que la reforma llevada a cabo ha supuesto una "disminución de las licencias" por lo que quieren seguir progresando en medidas "que hagan conciliable la libertad de establecimiento con la defensa de la salud pública".

FUTURA LEY DEL JUEGO Y AUMENTO DE SANCIONES

El siguiente paso que dará la Comunidad de Madrid será aprobar un cambio en la Ley del Juego, en lo que tiene que ver con publicidad y el endurecimiento del régimen sancionador para proteger a los mayores.

Respecto a la publicidad, ha recordado que tienen unas competencias limitadas porque estas pertenecen en su mayoría al Gobierno central. En este punto, ha instado al Gobierno de PSOE y Podemos que tras formarse la regulen "cuanto antes", por ejemplo prohibiendo la vinculación de personajes públicos al juego, la relación causal entre juego y generación de riqueza y la denigración del esfuerzo personal.

Además, les ha recordado a estas formaciones que, aunque lo plasmaron en su preacuerdo de Gobierno, el Estado no tiene competencias para prohibir la entrada de menores a este tipo de locales, dado que pertenecen a las autonomías.

Respecto a esto, la Comunidad de Madrid se plantea aumentar las sanciones para que pasen de ser una falta grave a muy grave, lo que establece sanciones que irán de los 9.000 a los 600.000 euros.

Asimismo, y más allá de estas normativas, el Gobierno impulsará un centro de prevención de la ludopatía, dependiente de Sanidad, y programas de formación en las aulas, a través de Educación.

EL JUEGO EN LA COMUNIDAD, EN DATOS

Según los datos facilitados por la Consejería de Justicia, hasta el pasado 30 de septiembre, en la Comunidad había 678 puntos de apuesta. De estos, 171 eran locales específicos de apuestas (casas de apuestas), 470 salones de apuestas con presencia de un 'corner' de apuestas, 33 bingos con 'corner' para apostar y 4 casinos con 'corner' de apuestas. Respecto a otras autonomías, Madrid se encontraría entre el cuarto y quinto lugar en cuanto a número de locales.

Además, ahora mismo se están tramitando 22 nuevas autorizaciones de apertura de locales específicos de apuesta, lo que podría suponer la existencia, a cierre de 2019, de 193 salas de este tipo.

Calculan también que los salones de juego con punto o 'corner' de apuesta puedan alcanzar este año los 488 locales abiertos (se están tramitando 18 nuevas autorizaciones de este tipo de local), cifra que hasta el 30 de septiembre era de 470.

De de media, por cada 10.000 habitantes, existen en la Comunidad de Madrid 1.08 locales de apuestas. Respecto a la ciudad de Madrid, desde el Gobierno autonómico indican que hay de media 1.12 locales de apuestas por cada 10.000 habitantes, siendo el distrito centro el que registra una tasa más elevada, con 2.49 locales por cada 10.000 madrileños. Le siguen Usera (2.12), Tetuán (1.67), Chamberí (1.66), Puente de Vallecas (1.61), Carabanchel (1.37) y Arganzuela (1.31).

En cuanto al impacto que deja el sector, el año pasado movió algo más de 4.592 millones de euros, un 5,6 por ciento más que en 2017. Los madrileños se dejaron casi 6 de cada 10 euros jugados (un 58,5 por ciento del total) en máquinas de juego; el 21,7 por ciento de gasto se produjo en los dos casinos de la región; los bingos representaron el 9 por ciento del gasto mientras que el 8,7 por ciento del gasto procedió de las apuestas. Por su parte, el juego online arrastró el 1,7 por ciento del gasto y las apuestas hípicas solo representaron el 0,09 por ciento de la cifra total.

Contador