Actualizado 07/12/2014 13:26 CET

La Asamblea recibe tres ofertas formales para hacerse con el contrato de la cafetería suspendido desde agosto

Otras tres empresas que se interesaron por el servicio finalmente no han presentado oferta formal

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea de Madrid ha recibido tres ofertas formales de empresas para hacerse con el contrato de la cafetería de la Cámara autonómica, suspendido desde el pasado 7 de agosto cuando el grupo Cantoblanco, propiedad del presidente de CEIM, Arturo Fernández, renunciara al mismo.

Esta situación dejó en pleno agosto a la Asamblea en una situación insólita, y como parche para solventarlo hasta la contratación de una nueva empresa, las puertas de la cafetería siguen abiertas y se puede comer 'de tupper' o lo que sirven las máquinas expendedoras que se han instalado provisionalmente.

A principios de mes se conoció que tres empresas -Enasui, Eurest Colectividades y Serunión - se habían interesado por conocer detalles del servicio a prestar. Enasui se preocupó por el número aproximado de menús anuales; Esurest, por si había deudas de carácter laboral, y Serunión, por la subrogación de trabajadores y los menús.

Pasado este trámite de petición de información adicional, finalmente ninguna de estas tres empresas se ha presentado formalmente al concurso, sino que son otras tres compañías las que podrían prestar el servicio de cafetería en la Cámara de Vallecas: Albi, Cafeestore y Mediterránea de Catering, han informado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Los pliegos establecen que el menú estará compuesto de primer plato, segundo, bebida y postre y habrá tres alternativas para cada plato, de las cuales una tendrá que ser de menú dietético. El precio del menú será de 6,50 euros para usuarios y 8 para diputados en el comedor y de 4 y ocho, respectivamente, en el caso de comedor en la cafetería.

El precio máximo de licitación será 369.740 euros, IVA incluido, para un plazo de dos años, y además el licitador podrá ofertar una aportación económica de la Asamblea por cada menú hasta el máximo de 366.000 euros para un máximo de dos años.