Actualizado 28/05/2011 14:12 CET

La A.V.Chueca llevará al Ayuntamiento a los tribunales si permite que se superen los niveles de ruido durante el Orgullo

Recreación Gráfica De Las Zonas Protegidas Acústicamente En Chueca
EUROPA PRESS/ASOCIACIÓN DE VECINOS DE CHUECA

Envían a Gallardón, Botella y Núñez un informe técnico que refleja las zonas protegidas del barrio por haber residencias de mayores

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Vecinos de Chueca ha avisado este jueves de que llevará al Ayuntamiento de Madrid ante los tribunales si finalmente permite a la organización del Orgullo Gay que supere los niveles de ruido permitidos en el barrio ya que esta autorización supondría una vulneración de la Ordenanza Municipal del Ruido, aprobada en el pleno del pasado mes de febrero.

El artículo 19.3 de la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica, relativo a la autorización para superar los límites de emisión, establece que "no procederá otorgar autorización para la superación o suspensión temporal de los límites de ruido si en un radio de 150 metros del lugar en que se pretendan celebrar los actos existen residencias de mayores, centros sanitarios con hospitalización o con servicios de urgencias o centros docentes cuyo horario de funcionamiento coincida con el del acto pretendido".

Según ha explicado el presidente de la asociación, Esteban Benito, a Europa Press, un informe técnico realizado por el ingeniero técnico de Telecomunicaciones Eugenio García-Calderón a petición de los vecinos engloba prácticamente todo el barrio de Chueca bajo este precepto, ya que tanto en la calle Gravina, 20 como en Vázquez de Mella, 3 existen sendas residencias de ancianos.

"La inclusión del límite de los 150 metros no fue a propuesta del área de Medio Ambiente, sino del Grupo Municipal Socialista, que garantizó así que existieran zonas de protección. Así que no debería admitirse la superación de los valores límites en prácticamente ninguna calle o plaza del barrio, y la ordenanza es muy clara en esto, no da lugar a interpretaciones", ha insistido Benito.

Así, si el Consistorio autorizara finalmente los eventos asociados al MADO 2011 (a día de hoy no se había cursado aún licencia, según han confirmado fuentes municipales a Europa Press) "estaría incumpliendo su propia ordenanza" y los vecinos reaccionarían ante esta decisión "llevando al Ayuntamiento ante los tribunales, sin duda", ha subrayado el portavoz.

De hecho, Benito ha asegurado que ya han hecho llegar su informe técnico y sus reclamaciones tanto al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, como a la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, y al concejal del distrito Centro, Enrique Núñez, quien es "el que firma y autoriza finalmente la ocupación del espacio público".

La Asociación también ha solicitado una reunión con los responsables municipales para "explicar" su punto de vista y "conocer sus intenciones sobre si respetarán la ordenanza o no", aunque aún no han recibido respuesta a su petición.

"Se armará bronca, como es habitual, porque el MADO seguirá queriendo montar su negocio y los vecinos queremos defender nuestros derechos", ha apostillado.

EXPEDIENTE ABIERTO

Además, los vecinos también han pedido al Gobierno local que no permita que las fiestas del Orgullo Gay sean organizadas por Aegal, Cogam y la FELGTB, ya que tienen "un expediente sancionador abierto desde el pasado mes de diciembre, que no está resuelto aún, por haber superado los niveles autorizados el año pasado".

"No entendemos cómo puede autorizarse a alguien a hacer una actividad cuando hay pruebas medidas por el propio Ayuntamiento de que la misma actividad, en la misma zona y organizada por las mismas personas vulneró la normativa municipal. Es una incongruencia", ha señalado Benito.

Y es que durante las últimas fiestas del Orgullo el Consistorio colocó varios medidores por el barrio, cuyos registros demostraron que los vecinos habían sufrido ruidos superiores a los 80 decibelios, permitidos de forma excepcional para esos días, de forma prácticamente ininterrumpida durante cuatro días.

Por ello, junto a lo mencionado anteriormente, los vecinos y comerciantes de Chueca presentarán al Ejecutivo municipal "más de un centenar de cartas en las que se le pedirá que no autoricen ni cierres de calles para que algunos negocios pongan escenarios, ni barras en la calle ni actividades que supongan que sus negocios no pueden atender en las condiciones mínimas a sus clientes", ha añadido el portavoz vecinal.

PARTICIPAR EN LAS FIESTAS

Por último, Benito también se ha quejado de que el Consistorio no haya autorizado una actividad propuesta por la asociación vecinal en colaboración con la Fundación Triángulo en la plaza de Vázquez de Mella "so pretexto de que los empresarios (que organizan el MADO) tienen derechos adquiridos sobre los espacios públicos de Chueca".

"Con el ánimo de involucrarnos en las fiestas solicitamos espacio para hacer unas actividades socioculturales que no generan ruido, ni barras... y se nos denegó. Es sorprendente que los vecinos solicitemos un espacio en nuestro barrio para una acción enmarcada en la semana del orgullo y se nos deniegue, diciéndonos que si encontramos un sitio alternativo podríamos hacerlo. ¡Pero todo el barrio está ocupado por ellos!", ha lamentado.

Así, ha criticado que éste sea el "modelo de uso del barrio que se impone a los vecinos durante todo el año", lo que genera "muchos otros problemas de drogas, botellón y ruido" a unos vecinos que, cada año, tienen que 'emigrar' durante la semana del orgullo "para poder dormir y vivir".