El Ayuntamiento acata la decisión judicial sobre la macrofiesta de Vistalegre

Actualizado 31/12/2015 11:54:07 CET

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha acatado este domingo la decisión del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Madrid que rechazaba la prohibición municipal de celebrar la macrofiesta en el Palacio de Vistalegre, después de que el juzgado de guardia se haya declarado incompetente para valorar las alegaciones presentadas por el Consistorio a última hora del miércoles.

Según ha informado el Consistorio, el propio Ayuntamiento presentó alegaciones ante el Juzgado de Instrucción de guardia, que ha negado su competencia alegando que corresponde a los Juzgados Contencioso-Administrativo y remitiendo el asunto a Decanato para que lo repartiese a dichos juzgados.

Teniendo en cuenta que estos juzgados están cerrados durante estos días, el Ayuntamiento ha decidido acatar la decisión judicial, por lo que la fiesta se celebrará durante Año Nuevo y hasta el 2 de enero como estaba previsto en primer lugar. Así, el Consistorio ha apuntado que "da por concluido el tema", si bien implementarán un dispositivo especial de seguridad en la zona, el habitual para un evento de estas características, han informado fuentes municipales.

Los promotores se hicieron eco este miércoles de la decisión del juzgado que, a su criterio, indican que "no existe ningún riesgo para los asistentes" del festival "debido a que todo los requisitos necesarios para este evento se han cumplido escrupulosamente".

Recalcaron que actualmente y para la seguridad de todos los asistentes y familiares, hay vendidas 5.440 entradas cuando el Palacio de Vistalegre tiene un aforo de 12.500 personas, el cual ha sido reducido en dos ocasiones para mayor seguridad del evento a un máximo de 8.400 personas.

Por su parte, el Consistorio emitió un comunicado incidiendo en que, cumpliendo con su obligación de garantizar la seguridad, habían tomado la decisión de no autorizar dicho espectáculo que estaba previsto para los días 1 y 2 de enero, ante la posibilidad de que se produjeran situaciones de "peligro para los asistentes".

Para leer más