Actualizado 17/12/2008 20:57

Ayuntamiento dice que solventa el ataque al sistema informático mientras PSOE recuerda el veto a webs a favor de la mujer

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Informática del Ayuntamiento de Madrid (IAM) aseguró hoy en la comisión ordinaria de Hacienda que está solventado el ataque informático que provocó una evidente ralentización en la red municipal durante varios días, una solución que no acabó de convencer al Grupo Municipal Socialista al recordar que el actual sistema impide que los concejales puedan acceder a determinadas páginas, como algunas dedicadas a la defensa de la igualdad de la mujer.

Entre referencias a ataques, gusanos, sitios malévolos y clones, más propios de una película de ciencia ficción que a una comisión de Hacienda, y que provocó la risa, incluso hasta las lágrimas, de la presidenta de la sesión, la delegada de Obras, Paz González, el portavoz del IAM, Enrique Martín Cabrera, confirmó la detección de un ataque de virus en el sistema del Ayuntamiento de Madrid el mediodía del pasado 28 de noviembre por una "vulnerabilidad" de Windows, lo que producía una error en las llamadas a procedimiento remoto.

Esta situación, que se prolongó durante varios días con el consiguiente perjuicio para la labor municipal, como denunció la oposición, afectó en el momento del ataque, a unos 500 servidores y 13.000 puestos de trabajo. La decisión adoptada por el IAM fue la aplicación del parche de actualización de seguridad con el fin de corregir esa vulnerabilidad al tiempo que se reconfiguraron los cortafuegos.

Tras escuchar las explicaciones, el concejal socialista de Hacienda, Pablo García-Rojo, ironizó sobre el remanente que IU propone para reclamaciones judiciales proponiendo que podrían dirigirse en este caso a la empresa de Bill Gates para remarcar después que el Ayuntamiento de Madrid invierte hasta 9 millones de euros en el mantenimiento de equipos informáticos.

El socialista criticó a su vez lo "acostumbrados" que están los concejales a la "censura previa" en los monitores de sus ordenadores, que les impide acceder a páginas web como "las de la televisión radicada en Vallecas Tele-K así como a otras en defensa de la igualdad de la mujer".