El Ayuntamiento despejará Sol de autobuses, plantará árboles en el entorno de Canalejas e instalará fuentes

Recreación de Canalejas
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo
Actualizado 21/12/2018 15:26:35 CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -


   El Ayuntamiento de Madrid ha autorizado el gasto de las obras en calles del entorno de Canalejas como Cedaceros, Carrera de San Jerónimo, Arlabán y Virgen de los Peligros para despejar la Puerta del Sol de autobuses, ha informado este viernes el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, al término del Pleno extraordinario en el que se ha aprobado el presupuesto de 2019.

   La Junta de Gobierno, presidida por la alcaldesa, Manuela Carmena, ha aprobado este viernes las obras, de las que se responsabilizará el Ayuntamiento, que "completan la remodelación del entorno de Canalejas y que permiten mejorar la movilidad".

   "Cambiamos la regulación de los autobuses, que regulaban en Sol o en Sevilla. Ahora estos autobuses regularán en Cedaceros para liberar el entorno y aligerar todo el volumen de tráfico de la zona", ha argumentado Calvo.

   El delegado ha recordado que el equipo de Gobierno "dio la vuelta" al proyecto inicial de Canalejas. "Antes lo pagaba todo el Ayuntamiento, como la remodelación de la calle Sevilla, la construcción de una estación subterránea de autobuses... Obras que tenían poco sentido y que en ningún caso debía asumir el Ayuntamiento", ha expuesto.

   Estas obras ahora son financiadas por el complejo Canalejas Madrid. El Ayuntamiento también ha cambiado la estación subterránea inicialmente prevista por una plataforma logística que dé servicios a las necesidades de la ciudad en este ámbito. Allí se concentrarán los taxis que vayan a estacionar, para no saturar el entorno de Sol y reducir el tráfico en la zona.

   El área ha informado en un comunicado de que las obras cuyo gasto ha sido autorizado hoy en Junta de Gobierno comenzarán en marzo de 2019, tendrán un plazo de ejecución de 8 meses y un presupuesto de 2,8 millones de euros.

ACERAS MUY ESTRECHAS

   Con la ejecución de este proyecto se va a "recuperar espacio público para el peatón en condiciones de mayor seguridad, movilidad y accesibilidad" dado que actualmente hay, en muchos tramos del entorno, aceras "muy estrechas que hacen difícil el tránsito peatonal".

   Además se mejorará la calidad del paisaje y del aire, y se reducirá la contaminación acústica mediante la reducción de congestión de tráfico; se facilitará también la ordenación y regulación del transporte público de superficie y sus accesos; se adecuarán los ciclocarriles para potenciar el uso de la bici; habrá nuevos y más amplios pasos de peatones; se renovará y reordenará el mobiliario urbano y la señalización viaria. También habrá nuevas zonas ajardinadas y arboladas.

   Las obras incluyen la remodelación de la calle Cedaceros, que quedará con un ciclocarril para coches y bicis, y un carril bus; el cambio de sentido de la calle Arlabán y la reorganización de las líneas y paradas de autobús concentradas en la calle Sevilla y su reubicación en las calles Cedaceros y Virgen de los Peligros.

GANA EL PEATÓN CON SUPRESIÓN DE CARRILES

   Además se ampliará el espacio destinado al peatón mediante la supresión de carriles de circulación: uno en la Carrera de San Jerónimo, en el tramo comprendido entre Puerta del Sol y Plaza de Canalejas, lo que permite una ampliación considerable del ancho de aceras en este tramo, y la ampliación de éstas en la Carrera de San Jerónimo entre la Plaza de Canalejas y la calle de Cedaceros, al dotar a dicho tramo con dos carriles de circulación de ancho constante.

   Se suprimirá un carril de circulación en la calle Sevilla y en Alcalá, en el giro hacia la calle Virgen de los Peligros, y otro carril en esta última calle. También se eliminarán las rampas de acceso al aparcamiento público en la confluencia de las calles Sevilla y Alcalá, lo que permitirá una importante ampliación de aceras y zona estancial en dicha esquina.

   Así, en la carrera de San Jerónimo, entre Puerta del Sol y Plaza de Canalejas, se reduce la calzada a 3,50 metros (carril único) con la consiguiente ampliación de aceras. Se sustituye el actual paso peatonal semaforizado implantando dos pasos, ahora sin semáforo, uno ubicado al inicio del tramo y el otro pasado el cruce con la calle de la Victoria.

   En la carrera de San Jerónimo, entre Plaza de Canalejas y la intersección con la calle Cedaceros, la amplitud de la calzada quedará entre 7,25 metros al inicio y 15,10 metros en las inmediaciones del cruce con Cedaceros quedando aceras de 2,40 metros de ancho aproximadamente.

   Se crearán dos pasos peatonales semaforizados, frente a los números 32 y 36, y se ampliará la isleta de la intersección, creando un área ajardinada. También Se incorporará una parada de paso (poste) para las líneas 3 y N25 de la EMT.

   En Cedaceros se reducirá la calzada hasta 6 metros (ciclocarril de 3 metros, y carril bus de 3 metros). Con ello se consiguen aceras de 3,20 metros (pares) y 4,90 metros (impares). El espacio de regulación albergará cinco paradas de autobús con marquesina en acera, para las líneas 53, 15, 20, 05 y 150 de la EMT.

   Se colocará una banda de arbolado en cada acera, con pavimento drenante y 30 alcorques y habrá dos pasos peatonales, uno semaforizado a la altura del número 10 y otro en el encuentro con la calle de los Madrazo.

   En la calle Arlabán se mantendrá la calzada de 3 metros, banda de estacionamiento de 1,90 metros y aceras de 2 metros mínimo y se modificará también el sentido de circulación, quedando como conexión desde Sevilla a Cedaceros.

   En Virgen de los Peligros y Clavel se regularizará la calzada, quedando con una anchura de 6,75 metros para conseguir una ampliación de un metro en la acera del lado pares y se dispondrá de un carril bus para la línea 46 de la EMT, en el tramo comprendido entre las calles Alcalá y Aduana. Para ello se elimina la banda de aparcamiento, que queda destinada a carga y descarga, y se ampliará el espacio de parada de taxis en el último tramo (calle Clavel).

SE PLANTARÁN 45 ÁRBOLES Y FUENTES

   Será necesaria la repavimentación de toda la calzada, y se incorporará un nuevo diseño en los pasos de peatones y en las paradas de autobús para su adaptación a la actual normativa de accesibilidad, empleando pavimentos tacto-visuales. Además se reordenará y renovará la instalación y elementos semafóricos así como la instalación de alumbrado y las luminarias, de tecnología LED.

   Se plantarán 45 árboles --40 de la especie Ginko Biloba y 5 Liquidámbar-- repartidos entre las nuevas zonas estanciales diseñadas en las calles Cedaceros, Carrera de San Jerónimo y Virgen de los Peligros. La actuación se completará con la instalación de nuevas fuentes de beber, una en San Jerónimo y otra en Virgen de Peligros, y la disposición de mobiliario urbano como bancos, papeleras y aparcabicicletas.

   La ejecución de las obras se llevará a cabo sin cortes de tráfico en la medida de lo posible. Para ello, se habilitará en cada fase una franja de calzada suficiente para el paso de los vehículos. También mantendrá siempre una de las dos aceras totalmente liberada para el tránsito peatonal.

Contador