El cine que nunca lo fue en la calle Godella se abre a la autogestión ciudadana tras 25 años demandado por los vecinos

Nacho Murgui, Guillermo Zapata y María del Prado de la Mata
EUROPA PRESS
Publicado 17/01/2019 18:19:18CET

Hasta el momento el Ayuntamiento ha cedido a la autogestión ciudadana 16 espacios en once distritos, gestionados por 90 entidades

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El cine que nunca lo fue en el número 104 de la calle Godella, en el barrio de San Cristóbal (Villaverde), se abre desde este jueves a la autogestión ciudadana tras 25 años siendo demandado por los vecinos.

El delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui; el concejal-presidente del distrito, Guillermo Zapata, y presidenta de la asociación de vecinos de San Cristóbal de los Ángeles, María del Prado de la Mata, han firmado la cesión del espacio a la iniciativa ciudadana Cinesia, formada por una quincena de asociaciones, colectivos y organizaciones.

Son 1.784 metros de local cedidos por la Junta de Villaverde después de una reforma financiada por el Fondo de Reequilibrio Territorial e Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) en el que se proyectó para ser un cine, que nunca llegó a serlo, y que incluso llegó a oficiar alguna misa ante la falta de parroquia en el barrio.

El ahora renombrado Centro Municipal de Innovación Vecinal y Desarrollo acumulaba años en desuso, hasta con un coche abandonado en su interior, ha relatado Prado de la Mata. Cinesia dará vida a Godella 104 con acciones juveniles, relacionadas con el empleo, el desarrollo personal, la cultura o el deporte.

"Algunos nos metimos en candidaturas municipalistas como Ahora Madrid para que los vecinos pudieran gestionar de manera directa infraestructuras que son suyas y que estaban cerradas", ha declarado Zapata ante los vecinos. También estaban presentes representantes y vocales vecinos de Ahora Madrid, PSOE, Cs y PP porque las cesiones de espacio "no es una iniciativa de un gobierno sino de los vecinos y vecinas".

Zapata ha destacado el "carácter innovador" de este tipo de cesiones porque "no es habitual que la Administración ceda protagonismo a la ciudadanía para la gestión de un espacio". "Es una lección de confianza. Larga vida a Cinesia, al barrio de San Cristóbal y al distrito", ha terminado.

Nacho Murgui no ha ocultado que para él y muchos otros era una tarde emocionante porque hoy se cerraba un círculo, con la cesión de este espacio a unos vecinos que hace 17 años apoyaron a otros vecinos como él, del barrio de Adelfas, para conseguir unas instalaciones que fueran autogestionadas por la ciudadanía.

Durante estos tres últimos años de mandato, el área de Coordinación ha encontrado el cauce para llevar esos espacios a la autogestión ciudadana, primero con las directrices y después con la ordenanza de Cooperación Público-Social. Hasta el momento, el Ayuntamiento ha cedido a la autogestión ciudadana 16 espacios en once distritos, gestionados por 90 entidades.