Colmenarejo.- El Supremo ratifica la anulación de la adjudicación de una parcela a una empresa del ex alcalde

Actualizado 04/09/2006 20:25:31 CET

COLMENAREJO, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha ratificado la anulación de un acuerdo adoptado en 1998 por el Pleno del Ayuntamiento de Colmenarejo por el que se aprobó la adjudicación de una parcela del polígono industrial de la localidad a una empresa que controlaba el ex alcalde Julio García Elvira, del Partido Popular (PP).

La sentencia, dictada por la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo, rechaza el recurso de casación presentado por la empresa Jufema, de la que García Elvira era administrador con un 50 por ciento del capital, y ratifica la sentencia dictada en 2003 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), en la que se declaraba "nula de pleno derecho" la adjudicación de la parcela número 27 de la Unidad de Actuación número 4 Industrial.

El Alto Tribunal entiende que "no ha lugar" al recurso de casación presentado por Jufema y condena a la empresa controlada por el ex regidor al pago "en costas" de hasta un máximo de 3.000 euros a la otra parte, en concepto de honorarios de sus abogados.

NUEVE AÑOS DESPUÉS Los hechos se remontan al 27 de octubre de 1997, fecha en la que el Ayuntamiento de Colmenarejo, entonces gobernado por el PP, inició un procedimiento para la enajenación mediante subasta pública de dos parcelas del SAU 4 Industrial del municipio, entre ellas la 27, que era un bien patrimonial de la Administración local.

El 30 de octubre de 1997, el entonces alcalde Julio García Elvira dio cuenta ante el Pleno del pliego de Cláusulas Administrativas Particulares para la enajenación de las percelas. El acta de apertura de plicas tuvo lugar el 19 de enero de 1998 y sólo diez días después se aprobó la adjudicación a favor de Jufema.

En julio de ese año, el entonces portavoz del PSOE en la localidad, Benito Elvira García, interpuso un recurso extraordinario de revisión contra el acuerdo del Pleno, avalado primero por el TSJM y ahora por el Tribunal Supremo.