Comienza la demolición de cuatro quioscos ilegales de La Pedriza, que se prolongará diez días

Nota, Audio Y Fotos: La Comunidad De Madrid Incrementa La Mejora Y Protección De
COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 04/12/2017 11:25:22 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha iniciado este lunes las tareas de demolición de los primeros quioscos ilegales situados en el entorno de la Pedriza, en Manzanares el Real, en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, colindante con el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama.

Se trata de una serie de construcciones ilegales que fueron construidas en la década de los años 60 del siglo pasado, carentes de concesión administrativa alguna y que se encuentran ocupando una vía pecuaria.

Los cuatro quioscos que serán demolidos ocupan una superficie de 320 metros cuadrados. La distancia entre estas construcciones va desde los 40 metros hasta los 600 metros las más alejadas. La Comunidad de Madrid ha ejecutado la demolición de manera subsidiaria, ya que los titulares no han procedido a dar cumplimiento a la Orden de derribo, cuyo plazo era de 15 días y que el Gobierno regional amplió hasta en un mes.

El proceso de demolición se prolongará durante los próximos diez días, a los que se les sumará la tarea de limpieza de la zona para recuperar todo el entorno natural. Aún permanecen unas 12 construcciones más en la zona, que serán derribadas en función de la evolución de los expedientes que se encuentran en fase de ejecución, así como de los recursos presentados por sus titulares.

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, ha visitado este lunes el municipio de Manzanares El Real, donde han comenzado las tareas de demolición.

"Con la demolición de los primeros cuatro quioscos, la Comunidad de Madrid adopta las medidas necesarias para proceder a restaurar la legalidad en la zona y recuperar espacios naturales en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, muy próximos ya al Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama", ha detallado Rollán.

Asimismo, el consejero ha señalado que esta actuación se suma a otras de las iniciativas llevadas a cabo "a lo largo de los últimos meses dentro de las labores de conservación y protección del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama".

Las dos medidas adoptadas han sido la prohibición del baño en la zona del río Manzanares y sus afluentes, donde ha mejorado la calidad biológica del agua hasta en un 20 por ciento, recuperando la presencia de invertebrados que habían desaparecido de la zona, así como a la reducción del número de plazas de aparcamiento en el interior del Parque Nacional, pasando de 370 a 270 vehículos, en beneficio del transporte público, cuyo autobús une ahora Manzanares el Real con el aparcamiento de Cantocochino.