La Comunidad detecta un caso de botulismo en la región asociado al consumo de tortillas

Archivo - Una tortilla de patatas lista para servir en un bar, en Madrid
Archivo - Una tortilla de patatas lista para servir en un bar, en Madrid - JESÚS HELLÍN / EUROPA PRESS / - Archivo
Actualizado: viernes, 21 julio 2023 15:14

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha detectado un caso de botulismo en la región asociado al consumo de tortillas de patata distribuidas en la red comercial por el grupo empresarial Palacios Alimentación y que ya ha sido notificado al Ministerio de Sanidad.

Este caso se ha notificado después de que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ordenara recientemente la retirada del mercado de tortillas de patata envasada preparadas de la marca Alipende comercializadas por varias cadenas de supermercados tras notificarse al Sistema de Alertas de Salud Pública cuatro casos confirmados de botulismo y dos probables con un vínculo común de consumo de estos productos, una relación que, en cualquier caso, está en investigación.

El Ejecutivo madrileños ha reclamado al Ministerio de Sanidad que adopte "con la mayor celeridad posible las medidas precisas" habida cuenta de que los distintos casos (confirmados y probables) que afectan a distintos puntos de la geografía nacional, además de Madrid, Galicia, Asturias, Valencia y Andalucía.

"La Comunidad de Madrid ha cumplido con celeridad y diligencia el protocolo establecido por las autoridades sanitarias ante la detección de este caso de botulismo. Esta actuación ha permitido identificar de inmediato el producto en cuestión, aislarlo y eliminarlo de los lineales en los supermercados madrileños", ha destacado el Ejecutivo regional en un comunicado.

El pasado 14 de julio, ante la existencia del presunto caso, ya confirmado, la Dirección General de Salud Pública comunicó sus sospechas al Centro de Coordinación y Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

La AESAN ha explicado que los casos de botulismo se han detectado en varias Comunidades Autónomas, a las que se ha trasladado toda la información disponible "para que realicen las investigaciones pertinentes en relación con los productos que pudieron ser consumidos por alguno de los casos".

Así, se ha informado a los servicios de Salud Pública de las Comunidades y Ciudades Autónomas, a través de la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, para reforzar la detección precoz en caso de aparición de nuevos casos con sospecha de botulismo si llegaran a producirse.

Según los datos notificados a través del Sistema de Alertas de Salud Pública, en al menos tres de los casos confirmados de botulismo y en uno de los probables se ha constatado que la empresa que elabora las tortillas es la misma. "Hasta la fecha no se ha podido establecer una evidencia, ni en los productos ni en los procesos, que relacionen causa efecto. No obstante, se continúan las investigaciones con la colaboración de la empresa de producción", ha explicado la AESAN.

En este sentido, ha indicado que se están realizando investigaciones en relación con la posibilidad "de que exista algún producto en el mercado que no sea seguro o si existen desviaciones en los procesos de producción, distribución, almacenamiento o transporte que justifiquen la existencia de ese riesgo".

RETIRADA DE PRODUCTOS

Grupo Palacios Alimentación ha decidido retirar de forma voluntaria y por precaución sus productos de tortilla de patata envasada, después de que se hayan asociado a varios casos de botulismo.

La empresa ha indicado que ha adoptado "todas las medidas necesarias para detectar una posible causa", pese a que las instalaciones de la fábrica en la que se produce el plato, que ha detenido temporalmente su fabricación, han sido inspeccionadas hasta en cuatro ocasiones recibiendo un resultado "favorable" por parte de las autoridades sanitarias.

Aunque la Agencia Española de Seguridad Alimentario y Nutrición (AESAN) "no ha podido establecer una evidencia, ni en los productos ni en los procesos, que relacionen causa efecto", el grupo empresarial ha solicitado a los consumidores que hayan adquirido uno de estos productos que se abstengan de consumirlo y lo devuelvan al punto de venta en el que lo adquirieron para que reciban un reembolso del importe.

Asimismo, la compañía ha subrayado que la seguridad alimentaria es "prioritaria" para el grupo empresarial, que lleva a cabo de manera regular análisis de control. Estos análisis forman parte de los autocontroles que se realizan en la empresa para reforzar la seguridad de sus productos, sin que en ningún caso se haya detectado el patógeno, ni sus toxinas, en ninguno de los productos, reza un comunicado.

Con todo, Palacios Alimentación, que ha pedido disculpas a sus clientes por las molestias, ha aseverado que está colaborando con las autoridades sanitarias "para aclarar este episodio cuanto antes".

 

Más información