La Comunidad de Madrid retira más de un millar de fajas adelgazantes eléctricas por riesgo de quemaduras o cortocircuito

Actualizado 02/09/2007 16:26:59 CET

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha retirado ya más de un millar de unidades de distintos modelos y marcas de fajas adelgazantes eléctricas por presentar riesgo de quemaduras, choque eléctrico o cortocircuito, según datos facilitados a Europa Press por la Dirección General de Consumo.

Esta actuación es resultado de las distintas alertas emitidas desde enero de 2006 hasta agosto de este año en toda España en relación con este tipo de productos, generadas concretamente por las comunidades autónomas de Madrid, Cataluña, Valencia, Murcia y Galicia.

No obstante, a las unidades que han salido del mercado a instancias de la Administración autonómica madrileña habría que sumar las retiradas que pudieran haber efectuado los ayuntamientos de la región y devoluciones de comercios.

HASTA 180º DE TEMPERATURA

Los modelos retirados se comercializaron bajo el nombre de 'fajas o cinturones sauna' termoeléctricos y uno de los riesgos fundamentales que determinaron su inmovilización es el de quemaduras. No en vano, se comprobó que durante su funcionamiento normal algunos alcanzaban una temperatura superior a 130º e incluso 180º, superando el límite de 85º que marca la norma.

Otros peligros o irregularidades detectados en estos artículos son la posibilidad de choque eléctrico (en uno de los casos, no superó el ensayo de resistencia a la humedad y entró agua), de cortocircuito e incluso incendio, así como que el cable de alimentación no cumplía con las exigencias de la normativa aplicable y que el libro de instrucciones no recogía toda la información exigida o estaba sólo en inglés, lo que podía dar lugar a lesiones varias.