El Congreso aprueba la inyección de 80 millones a autopistas en quiebra con la abstención del PP

Autopistas de peaje
ABERTIS
Actualizado 21/12/2010 21:55:32 CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Congreso ha aprobado definitivamente la Ley del Servicio Postal Universal tras ratificar, con la abstención del PP y el rechazo de ERC, IU-ICV, BNG, NaBai y UPyD, a las enmiendas incorporadas por el Senado, entre las que destaca la que diseña un mecanismo para aportar 80,1 millones de euros en 2011 a un grupo de sociedades concesionarias de autopistas de peaje que afrontan un riesgo de quiebra para compensarlas por la caída de tráfico que registran.

Esta medidas, pactada entre el PSOE y CiU, iba a ser incluida inicialmente en los Presupuestos Generales del Estado para 2011, si bien el PP vetó ene el último momento su inclusión en las cuentas públicas, Congreso para ser incluida en los Presupuestos, lo que obligó a los socialistas a presentarla en el Senado como enmienda a Ley Postal.

El importe que Fomento prestará a las autopistas computará en déficit, a pesar de que las concesionarias deberán devolverlo con intereses al Estado. La aportación tendrá además continuidad en los dos ejercicios siguientes (2012 y 2013), en cantidades que dependerán de la evolución de los tráficos en esos años.

RADIALES DE MADRID

Las concesionarias en riesgo de quiebra y, por tanto, susceptibles de recibir parte de este importe son las de las autopistas radiales de Madrid, la que une la capital y el aeropuerto de Barajas, la Cartagena-Vera, la Madrid-Toledo, la circunvalación de Alicante y Ocaña-La Roda.

Globalvía (FCC y Caja Madrid), Acciona, Abertis, Itínere, ACS y Ferrovial son alguno de los grandes grupos constructores y de concesiones titulares de estas vías.

CRÍTICAS DE LA IZQUIERDA

La inclusión de esta enmienda ha sido muy criticada por ERC, IU y BNG, cuyas portavoces la han llegado a calificar de "parásito". En este sentido, el diputado de ERC Joan Tardà ha animado al grupo parlamentario de CiU a "pasar por caja" tras haber "rendido pleitesía" a las constructoras impulsando la enmienda pactada con los socialistas en el Senado para ayudar a las concesionarias de autopistas de peajes en crisis.

Las insinuaciones del diputado de ERC fueron definidas como "demagogia de la peor calaña" por el portavoz de CiU, Pere Macias, quien insistió en que las ayudas no son un rescate de las constructoras, sino una medida para evitar ese hipotético rescate.

En similares términos se pronunció el portavoz socialista, Román Ruiz, quien pidió a Tardà a retirase esas referencias a "pasar por caja". "Aquí no se regala dinero público", proclamó.