El coste por alumno de la vuelta al cole oscila entre 630 euros en un centro público y 1.450 en uno privado, según FUCI

Actualizado 02/09/2007 15:08:01 CET

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El coste por alumno de la vuelta al cole en la Comunidad de Madrid oscila entre los 630 euros de un centro público y aproximadamente 1.450 euros de uno privado, mientras que en uno concertado supera los 1.000.

De esta forma, el precio se sitúa de media en 1.039 euros este año, lo que representa un 4% más que el curso pasado, según datos facilitados hoy por la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) tomando como referencia una treintena de colegios de la Comunidad de Madrid.

El gasto más elevado al comienzo del curso viene determinado por la adquisición de ropa, calzado y libros, a lo que hay que añadir el comedor, el transporte y la matrícula.

Concretamente, la FUCI estima que el uniforme, calzado inclusive, es uno de los gastos que más eleva el gasto del regreso a las aulas en los colegios concertados y privados, representando un coste de entre 350 y 380 euros. En los centros públicos el desembolso por este concepto rondaría los 150 euros, pues, pese a la ausencia de uniforme, también se adquiere ropa nueva para el alumno.

Mientras, los libros de texto cuestan de media 175 euros, lo que supone un 2% más que el curso pasado, si bien el precio varía en función de la etapa educativa. Así, en Infantil el gasto se sitúa en 80 euros, mientras que en Primaria es de 170; en Secundaria, de 195; y en Bachillerato, de 255 euros, según estimaciones de la FUCI basadas en los productos de cuatro editoriales.

GRATUIDAD DE LOS LIBROS

Ante este panorama, la entidad consideró "imprescindible" la gratuidad de los libros durante la enseñanza obligatoria (Primaria y Secundaria) para "evitar las desigualdades que se dan según el sistema utilizado en cada región", pues en Castilla La Mancha, Aragón, Galicia y La Rioja el coste por ese concepto es cero.

Asimismo, dirigiéndose a las familias con hijos en edad escolar, la FUCI aconsejó que, al margen de las ayudas autonómicas, se soliciten las becas estatales que cada año concede el Ministerio de Educación para la adquisición de libros de texto y material didáctico; evitar, en la medida de lo posible, acudir a créditos rápidos para pagar estos gastos, ya que a la larga aumentarán su sobreendeudamiento; y prescindir de las marcas, lo que puede representar un ahorro del 30%.

En caso de estar interesado en realizar actividades extraescolares, la organización recomienda consultar la programación del ayuntamiento, que suele tener "precios más económicos que los centros privados"; así como diversificar y escalonar las compras, pues "no todo el material es necesario desde el primer día"; y aprovechar los descuentos que permite la ley en libros de Primaria y Secundaria.