Cs y PP piden en la Asamblea paralizar Madrid Central, PSOE afea falta de consenso y Podemos defiende el proyecto

Fotos recursos de carteles de Madrid Central y de líneas naranjas de la nueva or
Eduardo Parra - Europa Press
Publicado 08/11/2018 22:28:48CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos y PP han pedido este jueves en la Asamblea de Madrid la paralización de Madrid Central, que entrará en vigor en la capital el 30 de noviembre, mientras que el PSOE ha dado su visto bueno al proyecto aunque ha afeado falta de consenso y Podemos lo ha defendido.

De esta manera se han posicionado las cuatro formaciones políticas durante el Pleno de la Cámara regional, por medio de una proposición no de ley sobre la materia, impulsada por Ciudadanos. Así, gracias al voto favorable de PP y de la formación 'naranja' ha salido adelante la iniciativa que pide no solo la paralización sino que se flexibilicen los criterios de acceso al área de Madrid Central.

Considerando como propuestas que se permita el acceso hasta diciembre de 2020 de vehículos sin distintivo ambiental con masa máxima autorizada no superior a 3.500 kilogramos destinados a distribución urbana de mercancías así como el de aquellos ciudadanos que requieran el acceso por asuntos sanitarios o escolares.

Asimismo, recoge que se facilite al Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) toda la información técnica por parte del Ayuntamiento de Madrid que garantice a viabilidad y el objetivo de mejorar la calidad del aire.

Además, por medio de la misma se solicita la creación de una línea de subvención con presupuesto municipal para la renovación de vehículos comerciales e industriales en coordinación con el programa de ayudas PIVCEM-Madrid así como que se permita la circulación de vehículos por calle Gran Vía y el tramo de calle Alcalá comprendido entre Gran Vía y Plaza de Cibeles.

"COMO NIÑOS", DICE CS

En el debate parlamentario, el diputado de Ciudadanos Juan Rubio ha pedido tanto al Ayuntamiento de la capital como a la Comunidad que sean "serios" y que dejen de "comportarse como niños pequeños", porque, a su juicio, "da vergüenza asistir a sus peleas de colegio".

"Mientras se pelean por la pelotita mantienen a los madrileños como rehenes de su sectarismo y de su incapacidad. Responsabilidad, madurez... no parece tan difícil y es lo que se necesita", ha lanzado.

El parlamentario del PP José Luis Fernández-Quejo ha remarcado que Madrid Central es un proyecto "radical e ideológico", que se ha hecho "sin pensar en los madrileños y sin molestarse en analizar a quién perjudica". Así, ha señalado que el proyecto no cuenta "con estudios solventes ni consistentes" ni tampoco con los que avalarían que se beneficiaría al medio ambiente.

Fernández-Quejo ha reiterado la petición de paralización "hasta que deje de ser una chapuza", así como que se espere a que el proyecto "esté contrastado, sea fiable y beneficioso para los madrileños".

PODEMOS: "NECESIDAD URGENTE"

Por su parte, el diputado de Podemos Alejandro Sánchez ha remarcado que es "una necesidad urgente e imperiosa" reducir el tráfico de vehículos a motor, lo que ayudaría a reducir el problema de la contaminación. Además, ha defendido que Madrid Central es objeto de debate "desde hace dos años". "Es fruto de años de trabajo, estudios y reflexión y sus efectos van a ser muy positivos", ha apostillado.

Para Sánchez, que la Comunidad se esté planteando llevar el proyecto a los tribunales es solo el "recurso al pataleo" porque sino habría que explicarle a Bruselas que el Ejecutivo regional está "torpedeando aquello que desde Europa se exige".

El parlamentario del PSOE Daniel Viondi ha hecho hincapié en que, aunque han defendido el proyecto en el Ayuntamiento porque lo consideran "una buena idea" y que aporta "soluciones a un problema heredado", sí que, a su parecer, el Consistorio debería haber escuchado más a quienes no estaban conformes con la iniciativa. "El proyecto tenía que esta más centrado, más consensuado", ha dicho.

Además, ha subrayado que es de "imprescindible necesidad" que haya una alternativa de transporte público acorde a las restricciones, algo que depende tanto del Gobierno municipal como de la Comunidad de Madrid.

Tras la votación de esta iniciativa, se ha debatido otra prácticamente en los mismos términos, impulsada por los 'populares', que también ha recibido el apoyo de Ciudadanos y el voto en contra de PSOE y Podemos.

Contador