Actualizado 29/05/2018 20:50

Declaran la "ruina física parcial" en el edificio de Martínez Campos en el que murieron dos personas tras el derrumbe

Imágenes de los bomberos de Madrid en el edificio que se ha derrumbado
Europa Press

La parte afectada deberá ser demolida

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico, Artístico y Natural (CPPHAN) ha declarado la "ruina física inminente parcial" en el edificio de Martínez Campos número 19, donde murieron dos personas tras derrumbarse parte del mismo, por la situación "irreversible de los daños detectados".

Ello implica que "la propiedad tendrá que demoler la parte afectada y conservar con las medidas de seguridad necesarias la parte estable del edificio", según el dictamen de la comisión tras la propuesta planteada por el Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento.

El informe municipal propone esta declaración de ruina de parte del inmueble por el "colapso" de los forjados y las cubiertas con peligro de nuevos derrumbes, resultando "inútil o arriesgada" la ejecución de medidas de seguridad para el mantenimiento de la construcción en la zona colapsada de superficie aproximada 112 metros cuadrados y la zona norte colindante con el colapso y con fachada a la calle Viriato.

El Consistorio ha considerado que en la zona correspondiente a la fachada principal al Paseo del General Martínez Campos 19 y al patio principal de la finca se ha observado que la situación no supone un riesgo irreversible, por lo que la edificación en esta zona puede conservarse, si bien deberán tomarse las medidas de seguridad necesarias para garantizar la estabilidad de la estructura.

Este informe ha sido ratificado en una resolución a la que ha tenido acceso Europa Press, que firma la secretaria de la CPPHAN, Cristina Goncer, en la que se recoge que la zona afectada tiene forma de L en planta y comprende el área ya colapsada, la fachada a la calle Viriato y la línea que forma la caja de escalera de servicio y el muro sur del patio simétrico colapsado.

Las zonas a las que afecta esta declaración de ruina son las tres últimas crujías de la finca hacia el norte que incluye un transformador de la empresa Iberdrola, la fachada con la calle de Viriato --parcialmente demolida en su última planta como consecuencia de la intervención de bomberos--, la medianera con el número 62 de la calle Viriato, que ha quedado en equilibrio inestable tras el colapso de la estructura colindante, y la esquina noroeste del patio protegido.

Además, se establece que con carácter previo a la demolición la propiedad deberá documentar el estado de la fachada de la calle Viriato, incluyendo todos los elementos. Y es que, la certificación indica que en el futuro proyecto que se presente para la autorización municipal deberá reproducirse la fachada e dicha calle así como el vértice noroeste del patio protegido.

La semana pasada la Fiscalía Provincial de Madrid abrió una investigación por el derrumbe y se dio instrucciones a la policía judicial para que se aclares las circunstancias de lo sucedido.