Desalojados 276 menores en dos locales sin licencia que duplicaban aforo

Actualizado 23/03/2015 11:39:26 CET

Menores de entre 12 y 16 años estaban fumando en cachimbas sin saber qué consumían

   MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Municipal ha desalojado este fin de semana a 276 menores de dos locales de Tetuán y Carabanchel que duplicaban el aforo, carecían de licencia y tenían las salidas de emergencia con cerrojos e inutilizadas, según ha informado el Ayuntamiento, que ha explicado que, además, los establecimientos habían permitido la entrada, venta y consumo de alcohol a menores de edad.

   En la primera de las intervenciones, un agente tutor del distrito de Tetuán observó un elevado número de menores en la entrada del Panamericana mientras vigilaba la zona de los llamados 'bajos de Azca'.

   Tras hablar con algunos de los jóvenes y, ante la gran aglomeración de público en el acceso y en el interior del establecimiento, el policía solicitó la colaboración de los patrullas del distrito para proceder a su inspección. Todos los clientes eran menores.

   La segunda actuación de la Policía Municipal tuvo lugar en un local de la calle Tórtola, en Carabanchel, que carecía de licencia y que tenía la única salida de emergencia bloqueada. En este negocio se estaban celebrando dos fiestas, una en cada planta.

AZCA, 219 PERSONAS EN UN AFORO DE 84

   En los primeros momentos de la inspección del Panamericana, debido a la gran cantidad de clientes que había en el interior, ni los agentes ni el propio encargado del bar consiguieron acceder más allá del vestíbulo, motivo por el que se procedió al desalojo de manera ordenada y segura. Los agentes contabilizaron 219 personas en el interior, cuando el local tiene un aforo de 84, es decir, el doble del permitido.

   Todos los clientes eran menores, de entre 12 y 16 años. Varios de ellos estaban fumando en cachimbas o pipas de agua ('sisha') y ninguno sabía qué tipo de sustancia estaba consumiendo.

   En el registro los policías constataron diversas irregularidades, tanto administrativas como en materia de seguridad. El local tenía goteras en varios puntos cercanos al cableado al aire libre y a las cajas de registro eléctrico carecían de tapa.

   El encargado tampoco pudo demostrar que los empleados que estaban en ese momento trabajando estaban dados de alta en la Seguridad Social, por lo que los agentes realizaron un informe en este sentido

57 MENORES EN CARABANCHEL

   La segunda actuación policial tuvo lugar durante la madrugada del sábado en un local de dos plantas de la calle Tórtola (Carabanchel) donde los agentes desalojaron a 119 personas, 57 de las cuales eran menores de edad. Dos de las personas desalojadas dijeron a los policías que celebraban dos fiestas y que cada uno había pagado 250 euros por el uso de cada planta.

   En los 150 metros cuadrados de local sólo había un extintor y la única salida de emergencia estaba bloqueada por mesas y enseres que, tras ser retirados por los agentes, daba lugar a una puerta con un cerrojo. "En caso de una emergencia esta situación habría tenido consecuencias fatales, al ser ésta la única vía de evacuación", han señalado desde el Ayuntamiento. Los dos tramos de escalera que hay para acceder al local no disponían de ningún tipo de señalización ni simetría en sus peldaños.

   Además, el encargado carecía de cualquier tipo de licencia o seguro del mismo, y era también el encargado de un bar que se encontraba junto al local registrado.

   Los agentes realizaron en ambos casos las oportunas actas de inspección en materia administrativa, donde se formularon denuncias sobre la documentación, la actividad ejercida, condiciones de seguridad y todas las infracciones relacionadas con la normativa municipal y la legislación de la Comunidad de Madrid.

Para leer más