Diputados y periodistas no podrán hablar con médicos en los hospitales sin autorización

Actualizado 11/02/2016 13:17:45 CET
Visita de José Manuel López a las Urgencias de La Paz
PODEMOS COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, César Pascual, ha enviado una nota informativa a las direcciones generales de hospitales, Summa 112 y centros de Atención Primaria para que consideren que acceder al centro con otra finalidad distinta a la de recibir tratamiento médico o acompañar al paciente "debe estar sometido en todo caso a un régimen de comunicación previa y autorización".

   "Dicha autorización será concedida exclusivamente cuando se considere que el acceso solicitado no interfiere la actividad de los profesionales sanitarios, interactuando con ellos en el tiempo considerado de jornada de trabajo, o deambulando por las instalaciones en las que desarrollan su actividad y no permite en ningún caso la captación o grabación de imágenes, con o sin sonido, que tenga lugar en instalaciones hospitalarias, dado que constituyen datos personales que son objeto de protección por la Ley orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal", señalan.

   Además, recuerdan que las reuniones de personas ajenas al hospital con los trabajadores se deben canalizar a través de las Gerencias y en los lugares habilitados para ello, "siempre que no se perjudique la prestación del servicio y los convocantes debidamente legitimados sean responsables de su normal desarrollo".

TRAS LA VISITA DE PODEMOS A LAS URGENCIAS

   La circular, a la que ha tenido acceso Europa Press, fue enviada el 3 de febrero a todos los centros, horas después de que los parlamentarios de Podemos acudieran a las Urgencias de todos los hospitales públicos madrileños para interesarse por su situación.
Hablaron con los trabajadores y detectaron un problema "crónico e integral" en este servicio, además de problemas laborales de parte del personal, según indicó su portavoz parlamentario, José Manuel López.

   Esta nota se ha lanzado por las consultas formuladas a la Dirección General de Coordinación de la Asistencia Sanitaria "a la vista de los anuncios realizados en los medios de comunicación sin conocimiento previo de las direcciones de los centros ni los órganos directivos ni del SERMAS ni de la Consejería de Sanidad".

   La Dirección recuerda que "si bien no existe normativa que regule expresamente el régimen de entrada en un hospital o en su Unidad de Urgencias, que debe disponer de una entrada específica desde el exterior, queda a criterio de la Gerencia de cada centro el fijar normas sobre el acceso a sus instalaciones".

"NO ES UN LUGAR APROPIADO PARA VISITAS"

   No obstante, argumenta en la nota, adelantada por la Cadena Ser, que acceder al centro con otra finalidad distinta a la de recibir tratamiento médico o acompañar al paciente "debe estar sometido en todo caso a un régimen de comunicación previa y autorización, máxime si puede interferir en la actividad de los profesionales sanitarios, interactuando con ellos en el tiempo considerado de jornada de trabajo, o deambulando por las instalaciones en las que desarrollan su actividad".

   "La legislación sanitaria es muy estricta en lo referente a la protección del paciente, así como el derecho a la intimidad que tiene su corolario en la protección de datos médicos, declarados de especial sensibilidad, y en cualesquiera otros que guarden relación con la atención recibida o deriven de ésta", señalan.

   En este sentido, "cualquier captación o grabación de imágenes, con o sin sonido, que tenga lugar en instalaciones hospitalarias, constituyen datos personales que son objeto de protección por la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal. Que la sala de esperas de una unidad de urgencia hospitalaria sea un lugar público no permite tomar libremente imágenes de quienes allí se encuentran sin su permiso expreso", ha esgrimido este órgano regional.

   Y, teniendo en cuenta que las urgencias hospitalarias son lugares de trabajo de horario continuado donde se atiende a ciudadanos que presentan una dolencia considerada urgente que no admite demora, y con una plantilla de profesionales que actúan de manera coordenada y sincronizada, "no es un lugar apropiado para visitas de personas ajenas al recinto con el propósito de conocer las instalaciones y entrevistarse con trabajadores, porque ello interfiere en su trabajo, puede perturbar el servicio y la atención a unos pacientes cuya intimidad está protegida por Ley, y que podría ocasionar situaciones de riesgo para los pacientes".

EL CONSEJERO CONFIRMA LA MEDIDA

   Precisamente esta mañana, en el Pleno que celebra la Asamblea de Madrid, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, ha confirmado que se ha mandado esta circular a los centros hospitalarios. "Si sus señorías quieren acudir, yo les acompaño; pero no se puede interrumpir el trabajo de los profesionales ni la intimidad de los pacientes", ha dicho a los diputados de Podemos.

   El portavoz de este Grupo, José Manuel López, ha criticado una circular por la que "ni la prensa ni los diputados ni nadie pueda entrar en los centros hospitalarios a partir de lo que hicimos la semana pasada de ir a las Urgencias". "Eso no es transparencia", ha apostillado.