Actualizado 28/01/2012 06:46

Ecologistas en Acción convoca hoy una marcha reivindicativa por las vías pecuarias de Boadilla y Majadahonda

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción ha convocado para hoy una marcha reivindicativa por los caminos y vías pecuarias de Boadilla del Monte y Majadahonda para denunciar su abandono por parte de los municipios y administración autonómica y exigir que se eliminen todos los obstáculos de paso existentes, ha informado la organización en un comunicado.

A juicio de la organización, el abandono de estos espacios supone la pérdida de los mismos al dar pié a la invasión, intrusión y robo por particulares e infraestructuras viarias o de otro tipo, (líneas eléctricas, gasoductos, conducciones de todo tipo), o con la transgresión de la ley con la colocación de obstáculos al libre paso de las personas.

Para Ecologistas, "la existencia de estos caminos públicos y vías pecuarias ha de plasmarse en los correspondientes inventarios de los patrimonios municipales".

"La inacción de la mayor parte de los municipios españoles en elaborar estos inventarios se está traduciendo en una pérdida patrimonial de incalculable valor por apropiación indebida de particulares o por invasión de actuaciones de todo tipo con participación de las mismas administraciones", ha apuntado la organización.

Ecologistas en Acción ha subrayado que", con la inacción de las administraciones, o su complicidad en la destrucción o invasión de caminos públicos, se posibilita una mayor inseguridad de senderistas y vecinos para la utilización de estos espacios al encontrarse con pasos cerrados y veladas amenazas que pueden suponer peligro para su integridad física".

La organización, junto con la Asociación de Amigos de los Caminos, promueve esta Marcha, reivindicando que se eliminen todos los obstáculos de paso existentes y también para que las administraciones locales citadas y la autonómica, (Dirección de Vías Pecuarias de la Comunidad de Madrid), actúen conforme a lo que ordena la legislación vigente, y esta última con el deslinde y amojonamiento de los miles de kilómetros de las vías pecuarias madrileñas.