Expertos ponen el foco en el 'cliente' para erradicar la trata: "No son consumidores, son cooperadores"

La viceconsejera de Políticas Sociales, Miriam Rabaneda
COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 23/10/2018 17:17:44 CET

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Expertos de la sociedad civil y de las administraciones públicas han coincidido este martes en poner el foco en el 'cliente' a la hora de erradicar la trata de personas, destacando que cuando consumen sexo, "o son consumidores ni consumidores" y recordando que las víctimas, "muchas veces", parten de otras situaciones de vulnerabilidad.

Así lo han señalado durante el seminario 'La lucha contra la trata de Seres Humanos en la Comunidad de Madrid', celebrado en el Archivo Regional, con motivo del Día Europeo contra la Trata de Personas, donde, en colaboración con Proyecto Esperanza Adoratrices, han abordado los nuevos retos para abordar esta lacra.

Durante su inauguración, la viceconsejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad, Miriam Rabaneda, ha indicado que las instituciones públicas tienen "la obligación de visibilizar, sensibilizar, concienciar y, por supuesto, denunciar esta realidad y, al mismo tiempo", poner a disposición de las víctimas todos los medios a su alcance.

El objetivo es, "en la medida de lo posible, intentar reparar el daño que han sufrido", ha señalado Rabaneda durante este seminario enmarcado en la Estrategia Madrileña contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual 2016-2021.

La mesa redonda titulada 'La lucha contra la trata de seres humanos en la Comunidad de Madrid' ha sido abierta por la directora general de la Mujer de la Comunidad de Madrid, Paula Gómez-Angulo.

En esta primera parte Interlocutor Provincial contra la Trata de Policía Nacional, Tomás Santamaría Suárez, ha relatado cómo la Comunidad se convirtió a finales de los años 90 en una región "pionera" en la aplicación de medidas contra la trata de personas. "Lo que nosotros veíamos era la punta del iceberg", ha relatado Suárez.

El también inspector ha señalado algunos retos que se encuentran las investigaciones de casos de trata, como la irrupción de Internet en forma de canal donde irrumpen la oferta y la demanda de comercio sexual o el traslado de mujeres víctimas de trata hacia pisos cerrados.

Además, Suárez ha destacado que la carga probatoria del delito recae en la víctima. Esto implica que, si esta no declara, no hay proceso penal. Pero, según ha explicado, muchas veces ellas son reticentes a declarar.

Esta primera parte del seminario también ha contado con la ponencia de la Fiscal Adscrita a la Unidad de Extranjería de la Fiscalía General del Estado, Beatriz Sánchez Álvarez, quien ha señalado que "en la base de la trata siempre hay un abuso de un estado de necesidad, de un estado de pobreza que es aprovechado por otras personas para luego explotar a la persona".

La fiscal también ha explicado que España es un país con casos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual porque "se normaliza" y porque hay formas de proxenetismo que no están penalizadas.

"Es muy difícil explicar a los adolescentes que no todo se compra y se vende mientras por otro lado pueden ver que nuestro Estado permite este tipo de comportamientos", ha expresado Álvarez, para después sostener que "quienes consumen sexo no son consumidores, sino cooperadores".

COLECTIVOS MÁS VULNERABLES

Durante segunda mesa redonda del seminario, titulada 'Trata de seres humanos y situaciones de especial vulnerabilidad", la portavoz de la Asociación APRAMP, Rocío Mora, ha abordado el tema de la trata y los menores de edad y la portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Eva Menéndez, ha explicado cómo incide este delito en personas refugiadas y solicitantes de asilo.

La forma en que la trata de personas afecta a discapacitados intelectuales ha sido expuesta por la portavoz de la Unidad de Víctimas con Discapacidad Intelectual de la Fundación A la Par, Mercedes Hernández, quien ha explicado que estas personas tienen entre un 60 y un 80 por ciento de probabilidades de sufrir abusos sexuales.

La coordinadora de Sensibilización e Incidencia del Proyecto Esperanza, Marta González, ha aportado la visión general de la conexión entre trata y vulnerabilidad y su impacto en los colectivos más vulnerables, como son los menores, personas con discapacidad y personas refugiadas.

Así, ha destacado, en primer lugar, la importancia de reconocer los factores de vulnerabilidad preexistentes al delito de trata "que son intrínsecos a la víctima". Entre ellos: la edad, enfermedad, discapacidad, el sexo de la persona, la pertenencia a un grupo minoritario. También ha resaltado la importancia de tomar conciencia de los factores relacionados con el contexto de la víctima, por ejemplo, aquellos que suponen una vulneración de derechos humanos, como la desigualdad, la pobreza, la discriminación y la violencia por razón de género.

"Estos factores contribuyen a crear situaciones de privación económica y condiciones sociales que limitan las opciones personales, facilitan la actividad de los traficantes y explotadores y aumentan el riesgo de que una persona sea susceptible a convertirse en víctima de trata", ha añadido.

Contador