La FAPA convoca una concentración este miércoles para exigir la continuidad de Madrid Central y "coles sin humo"

Publicado 18/06/2019 11:19:10CET
- CEDIDA

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La delegación de la Fapa Giner de los Ríos en la zona de Arnganzuela-Centro convoca este miércoles una concentración para reclamar que se mantenga Madrid Central y reclamar con ello "coles sin humo".

En concreto, se invita a las familias de los estudiantes a "alzar su voz" para fomentar entornos escolares "más seguros, amables y más limpios" y les emplaza a que acudan al centro educativo Santa Maria (en Ribera de Curtidores con Ronda de Toledo) a las 8.30 horas para exigir la continuidad de esta medida.

Según explica en un comunicado, la área de prioridad residencial en el distrito Centro ha conseguido disminuir la contaminación, tanto en esta zona como en las área limítrofes.

"Esta medida se ha demostrado eficaz en la disminución de la contaminación atmosférica, no solo en el ámbito de Madrid Central, sino en las zonas limítrofes, pese a los vaticinios de un posible efecto frontera, que ha resultado en un efecto contagio, por el que los niveles NO2 se han visto reducidos respecto al histórico de los puntos de medición de la contaminación atmosférica de la ciudad", recoge el colectivo de padres de alumnos.

También apunta a que ese efecto no solo se nota en la contaminación atmosférica sino también en la acústica derivada del tráfico rodado, así como un aumento de la seguridad en los accesos a los centros educativos, que ahora son "más accesible y amable para ellos".

"Los menores son eminentemente peatones y un entorno que permita respirar mejor, que sea menos agresivo en sus trayectos, de forma que estos se lleven a cabo con una mayor seguridad, les permitirá avanzar en su necesaria autonomía, y con unas mejores condiciones de salud que van en pro de su desarrollo", ha insistido la delegación de la FAPA.

Ahora que se conforma el nuevo equipo de Gobierno en el Ayuntamiento, este colectivo de padres quieren manifestar su posición favorable a que Madrid Central se mantenga e incluso "se amplíen con nuevas medidas que hagan que la ciudad sea más amable y más limpia".

"Lo que planteamos como padres de los niños de esta ciudad no es cuestión de colores políticos, es una cuestión de salud y de responsabilidad para con quienes nos tomarán el relevo. Los menores tienen el derecho a recibir de nuestras manos una ciudad más sostenible y en la que sea posible vivir con seguridad y salud", ahonda.

Frente a ello, cree que sería un "retroceso inconcebible eliminarlo o realizar modificaciones sobre su articulado en cualquier sentido que suponga restarle eficacia, como reducir su capacidad de limitación del tráfico".