Actualizado 30/04/2012 21:45 CET

La FAPE avisa de que el periodismo pasa por el peor periodo de "toda su historia" y anima a concentrarse el jueves

Convocatoria De La FAPE
EUROPA PRESS

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, ha advertido de que actualmente se viven "las peores cifras de paro y precariedad que ha sufrido el periodismo en toda su historia" y ha animado a acudir a las concentraciones convocadas por las asociaciones de periodistas este jueves, Día Mundial de la Libertad de Prensa, en defensa del periodismo.

"Sin periodistas no hay periodismo y sin periodismo no hay democracia", ha señalado la presidenta en una rueda de prensa en la sede de la FAPE en la que ha reivindicado el trabajo "crítico" y "riguroso" de contraste de información y de cotejar fuentes que realizan los periodistas profesionales, frente a la información que circula por la red sin contrastar.

En este sentido, ha insistido en la necesidad de "dar visibilidad" al trabajo que realizan los periodistas para que la sociedad comprenda su importancia, frente a la "situación de acoso y derribo" que están sufriendo muchos profesionales y al "vaciamiento de periodistas" en algunos medios de comunicación.

Concretamente, González ha destacado que el observatorio de la FAPE ha podido documentar desde 2008 un total de 6.234 puestos de trabajo destruidos, 57 medios de comunicación cerrados y 23 Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) realizados. Además, ha destacado que esta destrucción de empleo ha ido aumentando de intensidad, de tal modo que sólo en el primer trimestre del año se han destruido 1.309 empleos.

"La pluralidad y la libertad se resienten con cada cierre", ha insistido la presidenta de la FAPE, quien ha destacado que la situación es especialmente negativa en España. Así, aunque ha reconocido que la situación de los periodistas "es mala en todo occidente" --debido a la irrupción de las nuevas tecnologías que han cambiado el sector--, ha subrayado que "la situación de paro" en España "no es comparable a la de ningún país europeo".

Asimismo, el vicepresidente de la FAPE, Aurelio Martín, ha destacado que cada año se licencian unos 3.000 periodistas, mientras que de manera natural --por jubilaciones, creaciones de puesto de trabajo, etc-- sólo se colocan alrededor de 500, lo que, a su juicio, "debería hacer reflexionar a las universidades".

Para protestar por todo ello y concienciar a la situación sobre los problemas que atraviesa el sector, 40 de las 48 asociaciones integradas en la FAPE han convocado concentraciones en 41 ciudades distintas el próximo jueves, Día Mundial de la Libertad de Prensa, a las 12.00 horas.

En Madrid, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha convocado la concentración a las 12,00 horas, en la explanada del Museo de Arte Público, debajo del puente de Juan Bravo, entre la calle Serrano y el paseo de la Castellana, bajo el lema 'Sin periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia'.

Por su parte, el también vicepresidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, ha defendido la labor de los periodistas y ha criticado que "continuamente" se cuestione este trabajo, bien afirmando que su trabajo se puede sustituir por las redes sociales, o bien "económicamente, con contratos de trabajo leoninos". "Es el momento más crítico en la historia del periodismo", ha insistido.

SOLIDARIDAD CON PERIODISTAS DE AMÉRICA LATINA

Por otro lado, preguntada por el asesinato de la periodista mexicana Regina Martínez y el secuestro del periodista francés Romeo Langlois en Colombia, la presidenta de la FAPE ha destacado la "valentía" de los periodistas que "defienden lo que es el 'ABC' del periodismo" en los países de Amércia Latina, donde la libertad de expresión está frecuentemente amenazada.

Por su parte, Rodríguez ha recordado que la FAPE viene denunciando con frecuencia "muchas situaciones de represión" de la libertad de expresión en esa región del mundo, en donde cada año se producen "casos dramáticos" como el de la periodista mexicana y el periodista francés "que se han intensificado en los últimos años".