Finaliza el encierro de víctimas de violencia machista en Madrid con decepción por la atención prestada

Encierro por la justicia
EP
Actualizado: lunes, 24 enero 2011 11:35

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres víctimas de violencia machista que han protagonizado este fin de semana un encierro para pedir al Gobierno y a las instituciones que no de la custodia de sus hijos a los supuestos maltratadores apoyándose en el Síndrome de Alienación Parental (SAP) han hecho balance al finalizar el acto reivindicativo y se han quejado de la poca atención prestada por medios de comunicación y partidos políticos.

Entre 40 y 60 mujeres han participado en este encierro que podría calificarse de simbólico, ya que no han sido siempre las mismas las que han permanecido en el local del madrileño barrio de Chamberí que les ha cedido Izquierda Unida (IU). Según han explicado a Europa Press Televisión, se han visto obligadas a hacer turnos para no incumplir el régimen de visitas a sus hijos.

Este grupo de mujeres, que no pertenece a ninguna asociación, se han agrupado para mostrar una realidad que "aunque es algo que duele, existe", según ha declarado una de las víctimas que ha actuado como portavoz y que, como las demás, ha preferido no dar su nombre ni mostrar su rostro ante las cámaras porque afirma que están sometidas a "presión judicial, amenazas y coacciones".

Según estas víctimas de violencia machista, la presión que padecen tras denunciar a su maltratador es tanta que, si lo hubieran sabido antes, afirman que se habrían pensado denunciar. Si alguien nos hubiese dicho todo lo que íbamos a vivir tras la denuncia y que ésta no es tan rápida, ninguna de nosotras hubiésemos denunciado", ha explicado la portavoz.

"Estamos vendidas y nos están vendiendo, estamos más desprotegidas que nunca y lo peor es que le estamos traspasando el maltratador a nuestros hijos y dejándoles solos", ha añadido esta madre de dos pequeñas cuya custodia tiene su expareja. La portavoz ha querido hacer hincapié también en que hasta el local en el que ha tenido lugar el encierro se acercaron durante el viernes y el sábado "psicólogos y representantes de IU", pero "ningún representante de otro partido político ni de asociaciones".

AISLADAS DE SUS HIJOS

Entre las mujeres reunidas a escasas horas de finalizar el encierro podían escucharse algunos casos especialmente dramáticos, como el de una madre madrileña a la que le retiraron la custodia de su hijo de siete años hace nueve meses y que asegura que desde entonces estado sometida a un "blindaje informativo" que le ha impedido, incluso, poder felicitar al menor por Navidad.

Esta madre asegura que sufrió malos tratos de su pareja durante la relación y que tiene indicios de que su hijo puede estar pasando ahora por lo mismo, además, afirma que con esta decisión judicial se están vulnerando la dignidad y los derechos del pequeño al que se ha sacado de su entorno habitual para enviarle con su padre, al que apenas conoce.

Similar es también la situación de otra madre que ha preferido que ni siquiera su voz sea grabada por miedo a ser reconocida, motivo por el que ha solicitado a otra víctima que lea su historia, que califica como "tortura". A esta mujer le retiraron la custodia de su hijo hace cuatro meses tras acusarla de maltrato psicológico contra el menor, que vive actualmente con el supuesto maltratador.