Actualizado 18/06/2012 17:10 CET

La Fundación Estudiantes vende el 50% de su colegio en Las Tablas pero se compromete a mantener el proyecto educativo

Los padres temen que cambie el proyecto y no se mantenga a su profesorado

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Estudiantes venderá el 50 por ciento del colegio Estudiantes, ubicado en Las Tablas, pero se compromete a mantener el proyecto educativo vigente ante los temores de las familias que tienen miedo a que cambie el concepto de educación que tiene este colegio concertado.

Tras la incertidumbre generada por los rumores, el presidente de la Fundación, Miguel Ángel Bufala, ha enviado este lunes una carta a los padres explicando que la sustitución de socio en el centro forma parte del plan estratégico establecido para el Colegio desde hace dos años y que es algo que se ha comunicado desde su inicio a toda la comunidad educativa, a través de los órganos rectores del colegio.

En este sentido, la Fundación asegura que su prioridad "ha sido, es y será, dar continuidad al proyecto educativo vigente, piedra angular del colegio y que representa los valores propios de Estudiantes y sus 65 años de historia, elaborado y ejecutado por las personas del equipo directivo designado por la Fundación desde su origen".

Por dicha razón, este organismo señala que se ha tenido "buen cuidado" a la hora de seleccionar al candidato, eligiendo a un socio que tuviera "acreditada largamente la mayor identidad" con su proyecto educativo y "apoye y garantice personal y documentalmente la continuidad" del proyecto.

De esta manera, la Fundación Estudiantes mantiene el 50 por ciento de la titularidad del colegio y consiguientemente estará presente "en condiciones de igualdad en todos los órganos de gestión y gobierno, asegurando su absoluta implicación en las decisiones que afecten al funcionamiento del mismo, que en todo caso estarán en el marco del proyecto educativo" del centro.

Dentro de este objetivo la Fundación asegura que se mantendrá la estructura educativa y el personal adscrito a la misma. "Estamos convencidos de que la incorporación del socio elegido va a suponer un paso adelante de cara a garantizar la continuidad del excelente trabajo realizado por el equipo directivo designado por la Fundación hasta la fecha en el Colegio, así como la viabilidad y desarrollo futuro del centro", añade.

LICEO EUROPEO, POSIBLE CANDIDATO

Desde la Asociación de Padres y Madres (AMPA) del colegio, han explicado que cuando se construyó el centro, puesto en marcha hace dos años, una parte de la financiación fue adelantada por la constructora Montealto, que en estos momentos necesita recuperar el montante adelantado.

Es por eso, han explicado, que la Fundación Estudiantes, dueña del colegio, necesita vender parte del mismo "para poder pagar la deuda contraída con la constructora y hacer frente a otros compromisos de la entidad". Todo ello asegurando, dicen, que el comprador habría de garantizar "la continuidad del proyecto y de la forma de funcionar del centro".

Aunque en enero parecía estar todo solucionado porque un grupo inversor estaba interesado en comprar el centro respetando en su totalidad el funcionamiento del colegio y su proyecto, la operación fracasó y se ha estado negociando con otras entidades hasta que finalmente la Fundación notificó a la dirección del colegio su decisión.

Según los padres, se les comunicó que se iba a proceder a la venta del 50 por ciento del colegio, con igualdad de poder en la gestión a un centro privado de La Moraleja, el Liceo Europeo, lo que, a su juicio, "pudiera romper el compromiso adquirido de respeto al proyecto educativo y al funcionamiento del centro, por el hecho de que el poder de decisión pueda recaer, total o parcialmente, en un tercero".

"El Colegio Estudiantes Las Tablas es un colegio concertado que busca la educación en valores por delante de la formación académica y la construcción de personas críticas y constructivas", han recordado desde el AMPA, que destaca que es un colegio "que es lo que es por su proyecto, por su equipo directivo, su profesorado y el personal no docente del centro".

"Todo esto podría estar en riesgo con la operación que se quiere llevar a cabo", han lamentado los padres, que tras una Asamblea Extraordinaria han decidido tomar medidas para que se les garantice el proyecto educativo del centro, la permanencia del profesorado y el resto del personal que participa activamente en la educación de los niños y "el respeto a la práctica educativa llevada a cabo como desarrollo del proyecto".

De hecho, se manifiestan incluso dispuestos a buscar activamente alternativas de compra "que conjuguen satisfactoriamente las necesidades de la Fundación con el compromiso de preservación de un proyecto educativo diferente e ilusionante".