Garrido respeta la manifestación de Metro pero reprocha a los convocantes que "pinten todo mal" en la red

Publicado 12/09/2019 15:33:20CET
Imagen de recurso del consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido
Imagen de recurso del consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel GarridoRicardo Rubio - Europa Press - Archivo

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha asegurado que el comunicado de la manifestación de Metro de Madrid del próximo jueves es "sesgado y sectario" y ha reprochado a los convocantes que "pinten que todo está mal" en la red del suburbano.

En declaraciones a los medios de comunicación, Garrido ha recalcado su "máximo respeto" por la propia reivindicación y ha afirmado que los manifestantes pueden "reclamar lo que crean procedente".

En esta línea, ha reprochado a los convocantes que planteen en su manifiesto que "todo estaba bien en el Ayuntamiento de Madrid" con Manuela Carmena al frente, cuando asegura que acometió mejoras en la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y solucionó parte de sus deficiencias.

Según los convocantes, estas mejoras con la llegada al Consistorio de PP y Ciudadanos las mejoras están "en peligro", extremo que el consejero rechaza.

"Ocurre a veces que la izquierda apoya determinadas manifestaciones en la que claramente los mismos resultan los perjudicados", ha apuntado el consejero de Transportes, en referencia al apoyo mostrado por Más Madrid y Unidas Podemos a esta movilización.

Como respuesta a ello, ha afirmado que a lo largo del tiempo se "ha demostrado" que con Gobiernos de "centro-derecha" el transporte funciona mejor. "Han funcionado mejor y van a funcionar mejor", ha zanjado Garrido.

Por último, ha asegurado que el Metro de Madrid es "uno de los mejores transportes del mundo", aunque es "mejorable" por lo que ha afirmado que mejorarán las frecuencias y la calidad del servicio a los viajeros.

UNA MOVILIZACIÓN A FAVOR DEL TRANSPORTE PÚBLICO DE CALIDAD

El pasado 29 de agosto, el comité de Metro de Madrid junto a varios sindicatos convocaron una movilización desde Cibeles a la Puerta del Sol para reivindicar un transporte público de calidad.

En el comunicado de convocatoria, al que ha hecho alusión Garrido, se marca como objetivo explicitar la situación actual de la red del suburbano y destacan, entre otros, que la red cuenta en la actualidad con el número de maquinistas "más bajo de la historia" en relación a la afluencia de pasajeros diaria de Metro --1.617 trabajadores de los 1.930 que estima necesario--.

Explican que a raíz de este "insuficiente" número de maquinistas se están generando "largas esperas" en los andenes y han rechazado que se trate de una "huelga encubierta". "La situación de falta de trenes y de plantilla es la que causa las largas esperas y aglomeraciones y se debe a la falta de inversión y la mala gestión de este servicio público", profundizan los convocantes.

Esta llamada a la movilización también critica la presencia de amianto en trenes y reclama la eliminación total de este material en toda la red del suburbano para "garantizar la salud de la plantilla", que redundaría en la de todas las personas que viajan en Metro.

"Hasta septiembre de 2019 se ha reconocido la enfermedad profesional provocada por amianto a cuatro trabajadores, de los que han fallecido dos por esta causa", recuerdan desde el comité de empresa.

Para ellos, la solución a la situación actual del suburbano pasa por más empleo en maquinistas, estaciones y mantenimientos; además de más seguridad, garantizar la salud pública de trabajadores y usuarios.

REUNIÓN EN LA ASAMBLEA CON UNIDAS PODEMOS Y MÁS MADRID

Así, este jueves representantes del comité de empresa de Metro Madrid se han reunido con los Grupos Parlamentarios de Más Madrid y Unidas Podemos en la Cámara regional para presentarles las movilizaciones. Ambos partidos han mostrado su apoyo a la convocatoria y han exigido al Gobierno regional que subsane las deficiencias que creen que presenta la red.

También han cargado desde el Comité de Empresa contra la promesa de abrir el suburbano toda la noche los fines de semana, ya que entienden que es prácticamente inviable por la propia falta de maquinistas. De tomarse esta medida consideran que afectaría negativamente al servicio prestado por Metro de Madrid.

Contador