El Gobierno regional abrió más de 7.000 expedientes sancionadores en el sector de transporte durante el primer semestre

Actualizado 02/09/2007 14:06:01 CET

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid realizó más de 29.000 inspecciones de transporte y abrió más de 7.000 expedientes sancionadores durante el primer semestre del año para garantizar la seguridad vial, evitar la competencia desleal entre los profesionales del sector, y mantener las infraestructuras viarias en correcto funcionamiento, informó hoy el Gobierno autonómico.

Esta vigilancia, que se desarrolla tanto en las carreteras de la región como en las instalaciones de las empresas especializadas, llega, por ejemplo, a vehículos de transporte escolar, de viajeros y de mercancías perecederas.

En el desarrollo de este Plan de Inspección de la Comunidad de Madrid, el Gobierno regional colabora con las Fuerzas de Seguridad del Estado y la Guardia Civil de Tráfico en aquellas inspecciones que se realizan en ruta.

Concretamente, entre enero y junio se realizaron 221 controles en vías públicas urbanas e interurbanas que permitieron la inspección de 16.852 vehículos destinados al transporte de viajeros y de mercancías. A esta labor inspectora hay que sumar el control telemático de otros 12.288 vehículos.

Además, funcionarios de esta unidad inspeccionaron 493 empresas del sector, incluyendo en esta actividad tanto transportistas, como contratantes, operadores de transporte y arrendadores de vehículos.

Durante el mismo periodo de tiempo se ha controlaron, mediante la inspección de tacógrafos y limitadores de velocidad, 13.872 jornadas de trabajo de conductores profesionales con el objetivo de hacer cumplir la normativa comunitaria y verificar la distancia recorrida y la velocidad de los vehículos.