Actualizado 08/05/2013 18:37 CET

El Hospital La Paz cuenta con la primera unidad para tratar cáncer anal

Hospital La Paz
COMUNIDAD DE MADRID / EUROPA PRESS

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario La Paz cuenta con la primera unidad específica de la Comunidad de Madrid para abordar el cáncer anal aplicando un protocolo de cribado análogo al utilizado para el cáncer de cérvix debido al paralelismo en el origen e historia natural de ambos tumores.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, el protocolo se aplica en pacientes inmunosuprimidos, con especial atención a los varones homosexuales infectados por el VIH o mujeres con antecedente de patología cervical o vulvar.

El cribado realizado por la Unidad de Cáncer Anal de La Paz, a partir 2010, ha puesto de manifiesto una prevalencia muy alta de esta patología en los pacientes infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la necesidad de ofrecer diagnóstico, tratamiento y seguimiento a la población vulnerable.

Gracias al diagnóstico precoz, esta enfermedad puede ser tratada de forma más eficaz y menos invasiva ya que se puede evitar el tratamiento quirúrgico tradicional.

En estos dos años de trabajo, la Unidad de Cáncer Anal de La Paz ha realizado un cribado a un total de 1.200 pacientes, la gran mayoría de los cuales (900) son varones homosexuales infectados por el VIH. Del análisis de este grupo se desprende que el 40 por ciento de los pacientes presentó alteraciones citológicas, por lo que se les examinó mediante anoscopia de alta resolución y se realizó biopsia de tejidos.

Como resultado de este cribado, se ha constatado una prevalencia total de lesiones con riesgo de malignización del 25 por ciento. También destaca la alta prevalencia de infección por VPH oncogénica, siendo ésta mayor del 80 por ciento, encontrándose de media 4,6 genotipos diferentes de VPH por paciente.

La unidad, a la que vienen cada vez más facultativos de otros hospitales para realizar rotaciones, está coordinada por los doctores Pedro Herranz y Elena Sendagorta, del Servicio de Dermatología, pero es una unidad multidisciplinar en la que trabajan de forma conjunta especialistas de la Unidad de VIH del Servicio de Medicina Interna, y de los Servicios de Cirugía General, Ginecología, Anatomía Patológica y Microbiología.

INCIDENCIA MULTIPLICADA

El cáncer anal es poco frecuente pero muy agresivo y en los últimos años ha multiplicado su incidencia de forma drástica y también ha cambiado el perfil del paciente al que afecta, produciéndose un giro epidemiológico a causa de la infección por VIH y su combinación con la infección por el virus del papiloma humano.

Hace ya varios años dejó de ser un tumor más típico de mujeres de edad avanzada para afectar sobre todo a grupos de riesgo como son las personas inmunosuprimidas, y muy especialmente las infectadas por el VIH.

Se trata de una neoplasia que se desarrolla como consecuencia de la infección por virus del papiloma humano de alto riesgo, capaz de producir alteraciones celulares en el epitelio del canal anal.

Estas alteraciones, bajo el nombre de neoplasia intraepitelial anal, se consideran lesiones precursoras del carcinoma epidermoide anal, por lo que es importante su diagnóstico precoz. Para ello se utilizan pruebas como la citología y la anoscopia de alta resolución, de igual forma que en el cribado cervical.