Actualizado 13/03/2012 14:15 CET

Iglesias niega que su nombramiento como vicepresidente del Grupo Parlamentario Socialista sea un "pago de favores"

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El nuevo vicepresidente del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Óscar Iglesias, ha negado este martes que su nombramiento en el cargo, en el que sustituye a José Cepeda, se deba a un "pago de favores" por haber apoyado la candidatura de Tomás Gómez a la Secretaría General del PSM en el pasado Congreso regional.

Preguntado por si este cambio en el Grupo se puede considerar como tal, lo ha negado y ha señalado que es algo "más simple". "Los militantes democráticamente eligieron una nueva dirección, y a partir de eso todos los socialistas juntos, a trabajar, a favor de los ciudadanos y en contra de los recortes", ha señalado.

A las preguntas insistentes de los periodistas sobre si se trata de un premio o si esta decisión es un "buen sistema democrático", Iglesias ha asegurado que el sistema democrático "es el voto", y que "en democracia las mayorías internamente han decidido una dirección".

"Han decidido que Tomás Gómez sea secretario general, y aquí no hay divismos ni proyectos personales", ha insistido Iglesias, quien ha apuntado que el proyecto del PSM es un "proyecto colectivo" y que "los ciudadanos tienen que saber que está encaminado a hacer que tengan una mejor calidad de vida".

"En estos momentos la calidad de vida de los ciudadanos está en contra de las políticas que está haciendo el PP en todos ámbitos, por tanto, el PSM quiere lanzar un mensaje positivo a todos los ciudadanos, estamos con ellos y en contra de los recortes políticos y sociales", ha sentenciado.