Actualizado 27/01/2012 10:48 CET

La juez tomará este viernes declaración al ex presidente de Renfe por la destrucción de los trenes

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 43 de Madrid, Coro Cillán, ha citado a declarar este viernes en calidad de testigo al que fuera presidente de Renfe en 2004, Miguel Corsini, para preguntarle sobre la orden de destruir los trenes que fueron objeto de los atentados del 11-M.

Corsini presidió el consejo de administración de Renfe entre 1996 y 2004 hasta que pasó a ser nombrado vicepresidente primero de la Cámara de Comercio de Madrid, entonces bajo la presidencia de Gerardo Díaz Ferrán.

La magistrada tomará también declaración al entonces director general en Europa de la mercantil Maxam Europe, sociedad dedicada a la fabricación de explosivos y artefactos pirotécnicos. Entre este material, habría elaborado dinamita del tipo Goma 2 ECO que fue la sustancia encontrada en los escenarios del crimen, según la sentencia del 11-M.

A PROPUESTA DE MANOS LIMPIAS

La juez Cillán, que practica estas diligencias a propuesta de la acusación popular ejercida por Manos Limpias, investiga las posibles irregularidades cometidas durante la recogida y el traslado de los restos de explosivos utilizados en los atentados del 11 de marzo de 2004.

La magistrada investiga al excomisario jefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano y a una perito de su unidad por posibles delitos de encubrimiento, omisión del deber de perseguir delitos y falso testimonio.

Según la querella interpuesta por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, la actuación del entonces jefe de los artificieros dificultó conocer la naturaleza de las bombas y, por lo tanto, la autoría exacta del atentado.

En esta causa también están personadas la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO).