Actualizado 24/02/2021 20:10 CET

Luengo envía un requerimiento al Ayuntamiento de Móstoles para mejorar el servicio de comidas de la residencia municipal

Residencia de Mayores Juan XXIII de Móstoles
Residencia de Mayores Juan XXIII de Móstoles - COMUNIDAD DE MADRID

Recomienda que el servicio de cátering contratado entregue la comida a diario y no cada dos días y reclama que guarde muestras de los menús

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid ha enviado un requerimiento al Ayuntamiento de Móstoles para que mejore algunos aspectos del servicio de comidas que se ofrece a los usuarios de la Residencia de Mayores Juan XXIII, un centro de titularidad municipal cuya gestión corresponde al Consistorio.

Ante las quejas formuladas por algunos residentes y familiares sobre la calidad de la comida que se sirve en el centro a través de un servicio de cátering contratado directamente por el Ayuntamiento de Móstoles, los técnicos de la Dirección General de Atención al Mayor y la Dependencia realizaron una visita de inspección al centro el pasado 9 de febrero.

En esta visita, según señalan, detectaron una serie de deficiencias que ya han sido puestas en conocimiento tanto de la dirección de la residencia como del Ayuntamiento de Móstoles, como entidad responsable de su gestión, a través de un requerimiento para que sean subsanadas en el menor plazo posible.

Parte de las deficiencias detectadas están relacionadas con este servicio de comidas. Así, los técnicos comprobaron que los alimentos elaborados por el servicio de cátering llegan al centro cada dos días, por lo que "con el objetivo de mejorar la calidad de la alimentación" se recomienda que estas entregas se realicen a diario, proporcionando alimentos frescos y cocinados en el mismo día para garantizar la salubridad de los mismos.

Igualmente, los técnicos exigen que el centro guarde las muestras de comidas durante cinco días y que los menús estén a disposición de residentes y familiares para que puedan probarlos previamente, "aspectos que vienen recogidos en la normativa y que la residencia municipal no está cumpliendo", indican desde la Consejería.

El requerimiento apunta también que el centro aún no tiene la preceptiva autorización de funcionamiento de servicio sanitario integrado en organización no sanitaria, un trámite que deben realizar los propios técnicos municipales, y reclama al Ayuntamiento que envíe a la Consejería las actas de las inspecciones de Sanidad que se hayan realizado en el centro.

Los técnicos de la Dirección General también detallan otros incumplimientos del convenio que regula la gestión de esta residencia de 35 plazas --12 de ellas concertadas con la Comunidad de Madrid--, como la ausencia en la plantilla de un fisioterapeuta que debe aportar el centro. Además, en la semana en la que se produjo la visita no hubo presencia de personal de enfermería en el turno de noche, "lo que incumple el convenio que obliga al Consistorio a garantizar de manera continua y permanente este servicio a los residentes".

Para leer más