8 de abril de 2020
 
Publicado 21/02/2020 17:32:37 +01:00CET

Madrid declina la oferta de Rivas para albergar en este municipio las placas retiradas del memorial de La Almudena

Lápidas con la figura de Cristo en la cruz y  flores en el Cementerio de la Almudena de Madrid.
Lápidas con la figura de Cristo en la cruz y flores en el Cementerio de la Almudena de Madrid. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha declinado la oferta del Consistorio de Rivas para acoger en este municipio las placas con nombres de víctimas de la guerra civil y el franquismo retiradas del memorial del cementerio de La Almudena.

Así lo traslada en un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press el segundo teniente de Alcalde y presidente del Pleno, el edil Borja Fanjul, para contestar una carta previa del regidor ripense, Pedro del Cura.

"He de manifestarle que tanto las placas grabadas, como las no grabadas, así como el conjunto del monumento, son propiedad del Ayuntamiento de madrid, que encargó las obras en virtud de un contrato administrativo, por lo que, sin entrar a valorar las diversas consideraciones que hace en su misiva, no ha lugar atender su ofrecimiento", expone Fanjul.

El pasado 26 de noviembre, Del Cura trasladó una propuesta al Ayuntamiento de Madrid para "otorgar un destino digno" a las placas con nombres de víctimas del memorial de la Almudena tras conocer que habían sido retiradas de su emplazamiento original.

"En nombre de nuestro compromiso con la memoria democrática, Rivas se ofrece a atesorar en nuestro municipio esa nómina de dignidad y otorgarle el espacio que se reserva a los monumentos importantes", ha aseveró en el escrito dirigido a su homólogo en la capital, José Luis Martínez-Almeida.

Del Cura remarcó entonces que valoran "la memoria y la verdad, porque ambas representan, de la mano de la ley, la principal garantía de reparación de las víctimas del franquismo".

Asimismo, censuró que "el desmantelamiento" de este memorial "invisibiliza el rastro de aquel horror" y acaba con "la oportunidad de otorgar reparación y justicia a quien sufrió a manos de un régimen autoritario".

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha defendido la "resignificación" que ha dado el actual equipo de Gobierno al memorial de las víctimas de la guerra civil y el franquismo porque, frente a la izquierda "sectaria", reivindican el espíritu de la "transición" al homenajear a "todos" incluyendo una frase de Manuel Azaña: "Paz, piedad y perdón".

Así lo ha indicado a los medios de comunicación en relación a la decisión del Tribunal de Cuentas de abrir una investigación tras una denuncia de una asociación memorialista por prevaricación al retirar las placas con nombres de víctimas que había comenzado a instalar la anterior corporación.

Para leer más