Actualizado 25/09/2009 21:32 CET

Madrid SnowZone intentará mañana superar los Record Guinness de deslizamiento sobre barandilla

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Madrid SnowZone, la única pista de nieve cubierta de España y una de las mayores del mundo, intentará mañana superar los Record Guinness de deslizamiento sobre barandilla ("Longest Rail Grind", en inglés) en esquís y en tabla de Snowboard.

Los riders en las modalidades de esquí y snowboard se enfrenten al reto de deslizarse por una barandilla con un total de 100 metros de longitud. Se trata así de intentar superar por tercer año consecutivo el Record Guinness de deslizamiento sobre barandilla en ambas modalidades.

Para el esquí y el snowboard nacional es un gran día que coincide con el comienzo de la temporada de esquí y que año tras año reúne a participantes de diferentes nacionalidades, quienes ponen todo su empeño en tratar de alcanzar la máxima distancia.

La motivación es enorme ya que a los premios, regalos y sorpresas preparadas para todos los inscritos, se une la posibilidad de inscribir tu nombre en el mítico libro World Record Guinness.

"Para Madrid SnowZone, uno de los grandes retos de este récord consiste en la construcción de una barandilla de 100 metros de longitud perfectamente nivelada, con las uniones selladas y totalmente lisas y que, una vez ubicada dentro de pista, presente una pendiente lo más homogénea posible.

Recordemos que la velocidad que se va adquiriendo a lo largo de los 100 metros deslizándose con esquís o con la tabla de snowboard es muy alta", afirmó Roberto Pastrana, encargado del diseño e instalación de la barandilla.

Desde 2007, Madrid SnowZone viene organizando el asalto a este récord. En la edición del año pasado, Alan Villanueva consiguió establecer en nuestras instalaciones la aun vigente marca de 73.63 m para deslizamiento en esquís, por lo que en esta edición el recordman actual y su muy nutrida competencia, tratarán de rizar el rizo.

En la modalidad de snowboard, el record a batir se halla actualmente en manos de Paolo del Ponte, suizo de nacionalidad, quien recientemente alcanzo los 60.30 metros. Paolo arrebató el record de manos de Luis Chamarro, que ostentaba el record en 59,10 metros, conseguido en Madrid SnowZone, el año pasado en estas mismas fechas.